Mario Garcés destaca la labor de la Asociación Ibón de Drogodependencias y pone en valor la Estrategia Nacional de Adicciones

IMG-20180216-WA0003
Mario Garcés, durante su visita al Centro Ibón.

por Rebeca Ruiz

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, visitaba este viernes la Asociación Ibón de Drogodependencias de Sabiñánigo, donde se ha acercado para conocer de primera mano el funcionamiento de estas instalaciones, a las que ha calificado como “centro de referencia” en el Alto Aragón, donde funciona desde 1997.

Durante su visita, Garcés ha puesto en valor la nueva Estrategia Nacional de Adicciones que el Gobierno acaba de aprobar y que servirá de hoja de ruta para trabajar en este campo durante los próximos ocho años, destacando el papel de los profesionales que trabajan día a día contra esta lacra.

El secretario de Servicios Sociales e Igualdad recordaba, durante su visita a Sabiñánigo, que estos centros se atienden con recursos propios de comunidades autónomas y entidades locales, con aportaciones que se hacen desde el Estado. En este sentido, Garcés se refería al “Fondo de Bienes Decomisados, que en los últimos siete años se ha duplicado; este año, el pasado Consejo de Ministros, aprobó el acuerdo por el cual se repartía el Fondo de Bienes Decomisados y son 35 millones de euros, exactamente el doble de lo que había en el año 2010”. Además, se aprobaba la enajenación del inmueble con mayor valor de tasación de la historia del Fondo de Bienes Decomisados. Se trata de “un bien en la provincia de Barcelona, que va a salir con una tasación en venta de 23 millones de euros, y con el que esperamos obtener mucho dinero para que, entre otras, estas organizaciones -como el Centro Ibón- puedan conseguir más recursos para luchar contra esta lacra que es la droga”, anunciaba Garcés.

El secretario de Servicios Sociales destacaba que es “muy importante que haya esa relación causa efecto: que ahí donde podamos decomisar bienes del tráfico ilícito de drogas retornen inmediatamente a las asociaciones y a los poderes públicos para prevenir, pero, también, para poder atender terapeúticamnete y de manera asistencial a las personas que lo necesitan”.

IMG-20180216-WA0006
Un momento de la visita al Centro Ibón.

Garcés asegura que los hábitos de consumo varían en función de los canales de distribución, por lo que no es lo mismo zonas como el norte de España o zonas, como el caso de Huesca, que una gran capital u otros puntos más orientados a periodos vacacionales, donde fluyen otro tipo de canales de droga.

“Creo que hay que atacar y hay que prevenir la droga en función de la fisiononomía y de las peculiaridades que tenga cada parte del territorio; por ejemplo, el centro Ibón está especializado en una determinadas características, tendiendo precisamente al patrón de conducta que tienen los drogodependientes que viven en nuestra comunidad”, explicaba.

Nueva estrategia

Mario Garcés destacaba las novedades y los avances en la nueva Estrategia Nacional de Adicciones, que es la primera que, “de manera expresa reconoce la perspectiva de género”. Un paso muy importante “en el mismo año en el que hemos aprobado el Pacto contra la Violencia de Género”, explicaba el secretario de Servicios Sociales e Igualdad, ya que permitirá que se haga una análisis y se evalúe y se determine cuáles son las medidas que se tienen que tomar de cara a prevenir agresiones de los maltratadores que son toxicómanos o que tienen policonsumos hacia sus mujeres. En este sentido, hay que destacar que “se ha producido un incremento importante del consumo de hipnosedantes en España y dos de cada tres personas que consumen hipnosedantes en España son mujeres”, matizaba Garcés, a lo que añade que es necesario buscar una causalidad para este hecho, que, además, es un fenómeno muy extendido en toda Europa.

anuncio patricia

Además, la Estrategia de Adicciones contempla, por primera vez, una serie de planteamientos enfocados hacia los mayores: “España fue azotada, desolada y demolida en los años 80 por el Síndrome de la Heroína, fundamentalmente, y los supervivientes de la heroína han llegado ya a los 65 años; tenemos que tomar medidas específicas directamente ligadas a poder atender a esas personas que han sobrevivido”, explicaba Garcés, a lo que añadía que, al mismo tiempo, la experiencia de este colectivo “nos tiene que dar también las claves para saber cuál es el camino para conseguir superaralo y vover a estar integrados y ser una pieza más de esta sociedad”.

Por último, Garcés apuntaba un factor emergente y necesario de analizar: las adicciones sin sustancias. “Es la primera vez en la historia de una estrategia española donde se incluyen adicciones de sustancia. El 18% de los jóvenes entre 14 y 18 años son consumidores compulsivos de las nuevas tecnologías”, y es algo a lo que hay que hacer frente. En concreto, con esta medida, España se sitúa entre los diez primeros países del mundo en cuanto a estrategias de adicciones, ya que muy pocas naciones han incluido las adicciones sin sustancia en sus planes futuros en este campo.

La preocupación por los menores, fundamentalmente ante el consumo de alcohol en edades tempranas, es otro de los puntos fuertes de los planes del Gobierno para los próximos años: “El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad lanzará un Proyecto de Ley de Menores sin Alcohol, una vez que concluya el trabajo de la ponencia que está ahora mismo presentada en sede parlamentaria”, anunciaba Mario Garcés.