La Guardia Civil de Montaña auxilió a 421 personas en la campaña estival en Huesca

La  Subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco,  ha dado a conocer, junto  al Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Francisco Javier Vélez;  al Capitán José María Barranco, jefe de la Unidad Aérea; al Teniente Santiago Gómez, jefe de la sección de Montaña de Jaca; al  Delegado territorial del Gobierno de Aragón, José Luis Abad; y al  Representante de la FAM, Modesto Pascau   el balance estival (de mayo a octubre) de los Grupos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil de Huesca.

BALANCE DE LA CAMPAÑA ESTIVAL. Un momento del acto donde se han dado a conocer los datos de la Guardia Civil.
BALANCE DE LA CAMPAÑA ESTIVAL. Un momento del acto donde se han dado a conocer los datos de la Guardia Civil.

En un acto celebrado en la sede de la Subdelegación del Gobierno en Huesca, la Subdelegada, Isabel Blasco, ha solicitado la colaboración de los ciudadanos y su implicación para continuar reduciendo el número de accidentes y evitar, sobre todo, la pérdida de vidas humanas.

Balance de la campaña estival

El balance de la campaña estival (desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre), expuesto por el Coronel de la Guardia Civil pone de manifiesto que este ejercicio se ha reducido el número de rescates y de personas rescatadas. En total, la Guardia Civil de montaña ha efectuado 318 intervenciones, con 421 personas rescatadas y un balance de 20 personas fallecidas (similar al del año pasado, aunque dos de las rescatadas fallecidas no tuvieron relación con la actividad de montaña), y 245 heridos. Estos datos desvelan que el número de rescates se redujo un 9,4% con respecto a la campaña anterior y hubo 159 personas menos rescatadas. Asimismo se contabilizó un 5% menos de heridos.

Ligero descenso en Huesca, Boltaña y Panticosa

Por otra parte, indicó que en cuanto al número de rescatados en función de la zona geográfica, han aumentado las intervenciones en la zona de Benasque, y se ha observado un ligero descenso en Huesca y Boltaña y Panticosa.

En cuanto a las actividades que han motivado las  intervenciones, el 35% de las personas se han rescatado por práctica de senderismo, el 25%  en alta montaña y el 16% en barranquismo. Lo más habitual han sido los tropiezos, problemas físicos, enriscamientos y extravíos.

El perfil del rescatado es un varón 48% entre 32 y 40 años, no federado en el 66,5% de los casos, que realiza la actividad sin guía profesional, aunque este año se ha detectado más presencia en guías de montaña que el pasado ejercicio. En un 54% de los casos, el accidente se ha producido por sobrestimación de sus posibilidades o inexperiencia y falta de preparación física.

El 50% de los rescates que se realizaron a nivel nacional fueron en Aragón

Según los datos dados a conocer durante la presentación del balance estival en la Subdelegación del Gobierno en Huesca el 50% de los rescates que se realizaron a nivel nacional fueron en Aragón, y casi en su totalidad en la provincia de Huesca, aunque los resultados lesivos en nuestra comunidad fueron inferiores al resto del territorio. 

El Coronel jefe de la Comandancia recordó además que la Guardia Civil de Montaña de Huesca, además de ejecutar su misión de rescatar a las personas en la montaña, tiene funciones de Policía judicial, para poder determinar las posibles causas de estos accidentes, y en este periodo abrió 59 atestados.

Decálogo de Seguridad

Planificar previamente la actividad. Obtener información fiable sobre la ruta, vía de escala o barranco que se pretende hacer.

Informarse de la meteorología en la zona. No olvidar que en montaña la meteorología es muy variable.

Una vez en la zona confirmar la información previa en refugios, guías de montaña, centros de información o Guardia Civil. Las condiciones de nieve, agua o climatológicas modifican la dificultad de las rutas, vías o barrancos.

Llevar todo el equipo adecuado a la actividad a realizar. Material técnico, ropa, calzado, equipos de protección solar, comida y agua.

No hacer actividad de montaña solo. Salvo circunstancias excepcionales no dejar nunca solo a un integrante del grupo y mucho menos si está herido o fatigado.

Comunicar a alguien (refugio, camping, hotel, amigos, familiares) la actividad prevista y respetar lo planificado.

Adecuar la actividad a nuestras condiciones físicas y técnicas. Ser modestos y saber renunciar. La montaña nos esperará.

Llevar teléfono móvil con baterías cargadas. Y si es posible equipos de orientación, GPS, altímetro, mapas, etc.

La actividad en la montaña finaliza cuando regresamos a lugar seguro. Hacer cumbre es sólo la mitad.

10º Ante cualquier incidencia avisar al 062 de la Guardia Civil o a cualquier otro teléfono de emergencia. Cada minuto es importante.

ÚLTIMAS NOTICIAS: