La Diputación de Huesca pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal, dotado con un millón de euros

La Diputación de Huesca pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal, dotado con un millón de euros. En la imagen, de archivo, un quitanieves realiza su trabajo. (FOTO: DPH/Sergio Padura)
La Diputación de Huesca pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal, dotado con un millón de euros. En la imagen, de archivo, un quitanieves realiza su trabajo. (FOTO: DPH/Sergio Padura)

La Diputación Provincial de Huesca ya ha puesto en marcha el Plan de Vialidad Invernal. Con una inversión que se aproxima al millón de euros, el objetivo es el de evitar que ningún núcleo de población quede aislado por la nieve o el hielo, que pueden complicar la circulación en las carreteras municipales y de la red provincial durante los próximos meses.

El Plan de Vialidad Invernal de la Diputación Provincial de Huesca da cobertura a 650 núcleos de población

El Plan de Vialidad Invernal de la Diputación Provincial de Huesca da cobertura a 650 núcleos de población cuyo acceso se realiza a través de carreteras de titularidad municipal o provincial. Un servicio que es posible gracias a los convenios que cada año se firman con las comarcas. Este año, la inversión ronda el millón de euros.

La punta de lanza del plan es la coordinación, pues intervienen las comarcas y las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, además de los ayuntamientos.

«Estos son los que mejor conocen la situación de sus núcleos de población», explica el diputado delegado de obras, Joaquín Monesma, «por lo que su participación es fundamental a la hora de diseñar este dispositivo, que está completamente organizado a comienzos del otoño para prevenir situaciones de riesgo con las primeras nieves en las vías de acceso a los municipios ubicados en las cotas más altas».

Las acciones que contempla el Plan de Vialidad Invernal

Entre las acciones que se realizan se encuentra la prevención de hielo en vías municipales y provinciales, la limpieza de nieve, o la señalización o extensión de fundentes, así como instalación de silos para el acopio de sal.

Todo ello, con el objetivo de que las carreteras estén en las mejores condiciones posibles de seguridad para garantizar los desplazamientos que se hacen a diario en estas vías (al puesto de trabajo, a actividades deportivas o lúdicas, transporte sanitario o escolar, adquisición de fármacos…).

ÚLTIMAS NOTICIAS: