El Jacetania’s Classic Cars recorre la ruta de la Quebrantahuesos

Han sido 12 coches históricos, matriculados entre 1967 y 1997, y 26 personas, procedentes de Jaca y Sabiñánigo, los que este domingo han realizado la ruta Quebrantahuesos, una semana después de que lo hiciera la célebre carrera ciclista del mismo nombre. El recorrido, de 189 kilómetros, y coronando los puertos de Somport, Marie Blanque y El Portalet, ha sido la ruta más larga que este club de vehículos clásicos ha realizado en la presente temporada de 2022.

La ruta más larga de la temporada

La salida se efectuaba a las 8,45 desde Jaca; y tras un fraternal almuerzo en Canfranc Estación, el recorrido se hacía sin otro contratiempo que la avería de uno de los coches en lo alto del puerto de Marie Blanque, que fue resuelto sin mayor problema por los mecánicos que, habitualmente, también participan en estas salidas con sus vehículos clásicos propios.

Todo el trayecto, el día ha sido espléndido, con un sol radiante que ha iluminado por completo los bellos paisajes de los valles de Canfranc, Aspe, Ossau y Tena. El regreso a Sabiñánigo y Jaca se realizaba hacia las tres de la tarde.

El Jacetania's Classic Cars recorre la ruta de la Quebrantahuesos
El Jacetania's Classic Cars recorre la ruta de la Quebrantahuesos
El Jacetania's Classic Cars recorre la ruta de la Quebrantahuesos

La sección de rutas del Jacetania’s Classic Cars

La sección de rutas del Jacetania’s Classic Cars, prevé terminar la presente temporada de 2022 el próximo día 30 de octubre, esperando haber realizado 19 recorridos por nuestros Pirineos, desde el valle de Broto hasta el de Roncal, de este a oeste; y, de norte a sur, desde los valles de Aspe y Ossau, hasta Santa María de la Peña y Nocito. Habrán sido 2050 kilómetros los hechos, con un total de, aproximadamente, 230 participaciones. De abril a octubre, prácticamente se recorre toda nuestra geografía y cualquier carretera que se encuentre asfaltada. En cada ruta, la media de participación es de 7 coches y 12 personas.

Teniendo en cuenta que los seguros para vehículos clásicos, obligan que estos no circulen más de 5.000 kilómetros al año, las rutas que propicia este club jaqués, de aproximadamente 2.000 kilómetros anuales, son un buen ejercicio para la conservación y el mantenimiento de cualquier coche que salió de fábrica 25 ó 30 años atrás.

Tan malo es un uso excesivo de un vehículo ya entrado en muchos años, como el que permanezca parado permanentemente. Es por ello que este club anima a poner a punto todos aquellos vehículos clásicos que están «escondidos» por los garajes de La Jacetania y el Alto Gállego, y a participar en los eventos y rutas que se organizan.

Por Ricardo Galtier

ÚLTIMAS NOTICIAS: