El espíritu americano del Mustang hace vibrar los históricos muros de la Ciudadela de Jaca

El espíritu americano del Mustang hace vibrar los históricos muros de la Ciudadela de Jaca (FOTO: Rebeca Ruiz)
El espíritu americano del Mustang hace vibrar los históricos muros de la Ciudadela de Jaca (FOTO: Rebeca Ruiz)

El rugido de los Mustang, entre los muros del Castillo de San Pedro, ha sonado a sinfonía en los oídos de los amantes del motor esta mañana en Jaca. El legendario Mustang representa perfectamente el espíritu americano y, este domingo, en una espectacular exhibición, ha hecho vibrar las entrañas de la Ciudadela de Jaca.

Más de 30 Mustang en la Ciudadela de Jaca

Más de 30 Mustang se han convertido en los grandes protagonistas de la mañana del domingo en Jaca. El Club Mustang Aragón elegía la fortaleza como escenario para la primera salida del año de los míticos pony cars. Un evento que ha captado la atención de cientos de personas que, a lo largo de la mañana, se han rendido al encanto del mítico automóvil. Y todo un derroche de belleza y carisma que no ha decepcionado y que ha permitido acercarse a la historia y a la evolución de todo un clásico que ha sabido adaptarse a los tiempos.

Miembros del Club Mustang, este domingo, en Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)
Miembros del Club Mustang, este domingo, en Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Roberto Álvarez, miembro del Club Mustang y uno de los organizadores de la exhibición, explicaba que actualmente son 64 socios. La mitad se ha podido ver hoy en Jaca, donde su sonido inconfundible hacía retumbar las calles y que todo el mundo se girara a su paso. En la Ciudadela, apuntaba Álvarez, han coincidido «muchas generaciones de Mustang». Cada uno de los coches, con su propia personalidad. Y con su propia historia.

Pero a nadie se le ha escapado la presencia del más antiguo, un Match One, de 1971; su heredero, el modelo nuevo; o un Bullit. Aunque era difícil que alguno de los vehículos, a cual más espectacular, pasara desapercibido. De Jaca han salido hacia Luna, por el puerto de Santa Bárbara, y por carreteras secundarias, donde los participantes han podido seguir disfrutando de la jornada de convivencia.

El Mustang, un deportivo para gente normal en carreteras normales

Con la firma de Ford, uno de los inventores del automóvil, el Mustang salió a la calle para poner al alcance de la gente normal un deportivo que se podía utilizar a diario en las carreteras normales sin necesitar ni un circuito de carreras ni un equipo de mecánicos para disfrutarlo.

Por eso lleva ya toda una vida surcando las autopistas y llenando las calles de las ciudades americanas. De este modelo se han hecho variantes para todos los gustos: más clásicos, más elegantes, más para conductoras, descapotables, más o menos potentes, más económicos,…

Un coche de cine

A lo largo de su pequeña historia se ha convertido ya en un símbolo. Y, como no podía ser menos, tratándose del mercado norteamericano, ha llenado la gran pantalla participando en numerosas películas de Hollywood como un protagonista más… Del Aston Martin DB5 de James Bond (Sean Connery) al Pontiac Trans AM del teniente McQ (John Wayne), pasando por el Mustang GT Fastback que conducía el detective Frank Bullitt (Steve McQueen) por las calles de San Francisco, los coches deportivos han jugado un papel significativo y decisivo en las películas de acción.

El legado del Ford Mustang no estaría completo sin el cine, al ser uno de los automóviles más utilizados en la historia cinematográfica moderna. En algunas películas hasta se le puede considerar el héroe.

En Bullitt, es famosa la épica persecución de 11 minutos por las ondulantes calles de San Francisco y por sus afueras con el modelo verde oscuro, que se vendió en 2020 por 3,74 millones de dólares.

El largometraje Sesenta segundos utilizó un Ford Mustang Sportsroof de1971, al que llamó Eleanor, que fue el protagonista de uno de los saltos más espectaculares de la gran pantalla, donde voló nueve metros por el aire.

Para el remake realizado en el año 2000, protagonizado por Nicholas Cage y Angelina Jolie, el papel de Eleanor fue interpretado por un Shelby GT500 de 1967. Se crearon siete réplicas de Eleanor para la producción, de las cuales cinco fueron destruidas por completo durante el rodaje de acrobacias.

EL FORD MUSTANG, TODA UNA LEYENDA

El Ford Mustang nació en 1964 y con él, su leyenda. Tras casi seis décadas de historia, se ha convertido en todo un símbolo entre los amantes del mundo del motor, hasta el punto de convertirse, hoy en día, en el deportivo más vendido en el mundo.

Inspirado en los cazas del Ejército Norteamericano durante la segunda Guerra Mundial, se le considera el primer pony car. Desde entonces hasta hoy, a punto de cumplirse 58 años de su salida al mercado, la producción de Ford Mustang nunca se ha interrumpido.

A principios de los años 60, Ford Motor Company buscaba crear un auto que fuera distinto a todos, que fuera imponente con solo mencionar su nombre. En tan solo 18 meses, un tiempo récord para el desarrollo de un vehículo, el mundo conocería el resultado del trabajo de un legendario equipo comandado por Lee Iacocca, tal y como explica el fabricante.

Al principio, se barajaron nombres como MontecarloMónaco o Torino (que sería utilizado posteriormente). Finalmente, el vehículo que supondría toda una revolución se llamaría Mustang«evocando a los caballos salvajes que habitan en Norteamérica, pero también al avión de combate de la Segunda Guerra Mundial del mismo nombre».

El revolucionario deportivo de Ford vio la luz un 17 de abril de 1964 en la Feria Mundial de Nueva York. Y su inconfundible emblema, un caballo salvaje corriendo hacia el oeste, no tardaría en conquistar las carreteras de todo el mundo.

Por Rebeca Ruiz/Carlos del Pueyo

FOTOS: Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: