El Aeródromo de Santa Cilia abre sus puertas a la ONCE

Aeródromo de Santa Cilia Instalac RRuiz

El Aeródromo de Santa Cilia, instalaciones del Gobierno de Aragón vinculadas a Turismo de Aragón, inaugura este fin de semana una línea de colaboración con la Delegación Territorial de Aragón de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), enmarcada en su apuesta por la inclusión social y de trabajo con colectivos afectados por distintos tipos de discapacidad. Un programa que los actuales gestores del aeródromo, Fly-Pyr y el Aeroclub Nimbus, vienen desarrollando durante los últimos años y que tiene su máximo exponente en las Jornadas de Vuelo Adaptado, que alcanzarán este año su tercera edición y cuyo programa se dará a conocer las próximas semanas.

De esta manera, y siempre que las condiciones meteorológicas permitan su celebración, este sábado se ha organizado una actividad en las instalaciones que gestiona Fly Pyr con el primer grupo de afiliados de la ONCE. De poder llevarse a cabo la actividad, los participantes, una veintena de personas con ceguera total o discapacidad visual grave, realizarán vuelos adaptados de una media hora de duración. El plan inicial es desarrollar un programa específico y especialmente diseñado para este colectivo con seis planeadores biplaza con sus correspondientes instructores, expertos del Aeroclub Nimbus.

anuncio acomseja

Se trata de una experiencia piloto que supondrá el punto de partida para ir incrementando paulatinamente la colaboración mutua entre ambas entidades, ONCE-Aragón y el Aeródromo de Santa Cilia, como ya se ha hecho en ocasiones anteriores con otras organizaciones y asociaciones que trabajan con colectivos de discapacitados, a través de experiencias que han resultado muy enriquecedoras y positivas para los participantes. Entre ellas, se pueden destacar las actividades desarrolladas con la Asociación Sillas Voladoras o con Temyque, la asociación Tengo Esclerosis Múltiple Y Qué. Esta vez, se espera que al Aeródromo de Santa Cilia lleguen unas cincuenta personas, entre los participantes en el programa de vuelos y los acompañantes, que disfrutarán el resto de la jornada con una comida de convivencia en el restaurante del centro aeronáutico.

Por otra parte, a partir de este verano, el Aeródromo de Santa Cilia se incorpora a los destinos del programa de campamentos inclusivos estivales para escolares, una experiencia que se organiza desde la ONCE desde hace años y que tiene una gran acogida, ya que permite la convivencia de niños y niñas con y sin discapacidad, promoviendo la inclusión y la sensibilización de la sociedad desde las edades más tempranas. La visita al aeródromo se incluiría en las actividades programadas en el campamento que se celebrará en el Instituto de Formación Agraria (antigua Escuela de Capataces), que ya ha sido sede de estos campamentos en otras ocasiones. Los pequeños también podrán volar y disfrutar del ambiente del aeródromo, con su restaurante y la piscina.

Estas dos actividades supondrán el punto de partida a una etapa de colaboración entre el Aeródromo de Santa Cilia y ONCE Aragón, con grandes proyectos a corto, medio y largo plazo que se darán a conocer en los próximos meses.