CHA presentará mociones en comarcas y ayuntamientos para denunciar el debilitamiento progresivo de Correos

José Ramón Ceresuela Enguita
José Ramón Ceresuela.

Chunta Aragonesista ha denunciado el “debilitamiento” progresivo del servicio de Correos, sobre todo en territorios dispersos y poco poblados, como es el caso del Alto Aragón. Unos hechos que se han visto agravados, según el vicesecretario territorial de CHA, por los recortes que llegan desde el Gobierno Central y que contribuyen, aún más, a la “precarización” del servicio. Por eso, CHA ha anunciado que va a presentar mociones en ayuntamientos y comarcas para apoyar las reivindicaciones laborales del personal de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos e instar al Gobierno de España a incorporar en los Presupuestos Generales del Estado las cuantías suficientes para garantizar la prestación de un servicio postal público y de calidad en Aragón, cubriendo las necesidades exigidas tanto a nivel de recursos humanos como técnicos para dar cumplimiento al plazo de entregas a que hace referencia la legislación postal.

El recorte de 130 millones (un 66 % en la aportación del Gobierno Central para la prestación del servicio universal) pone en situación de riesgo el servicio de forma especial en territorios poco poblados y dispersos como el Alto Aragón, donde desde 2007 se han perdido un centenar de empleos y se han precarizado las condiciones laborales hasta límites inimaginables, explica CHA en una nota de prensa.

El servicio público postal viene regulado por la Ley Postal (Ley 43/2010 de 30 de diciembre) y se presta a través de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos S.A. que se configura desde su constitución, como garante del derecho de todos los ciudadanos y ciudadanas a recibir sus envíos postales todos los días laborables de la semana.

 

anuncio patricia

“En los últimos años hemos asistido a procesos de privatización que han dado como resultado no solo la disminución paulatina de los derechos laborales de su plantilla sino también una drástica reducción de la calidad del servicio prestado a particulares y empresas. La «política de brazos caídos» impuesta por el Ejecutivo del PP está llevando al operador postal a una situación de bloqueo, pérdida progresiva de ingresos y situación financiera comprometida”, explica Chunta Aragonsesista.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en diciembre pasado, ya advirtió que Correos había empeorado sus marcas en 2016. La compañía postal sigue sin cumplir el objetivo de enviar el 93% de las cartas en tres días. Se quedó cerca, pero sólo consiguió el 92,66% en 2016.

Para José Ramón Ceresuela, Vicesecretario Territorial de CHA-Alto Aragón, “hay un interés manifiesto en querer hacer ver que Correos no es viable, solo así es comprensible la política de recortes que llevan sufriendo desde hace cuatro años, y es que se está perdiendo calidad en el empleo y también en el servicio que se presta ya que antes mientras a todos los municipios de Aragón llegaba a diario el cartero, ahora esto no sucede en muchos municipios e incluso en alguno de los barrios de las ciudades con más población”.

“Ni siquiera con la oferta pública de empleo comprometida para el año que viene de 2.234 plazas en toda España se va a poder cubrir la pérdida de empleo que se viene registrando desde 2012. En la última convocatoria del año pasado se ofertaron 1.600 plazas de las que 41 correspondieron a Aragón”, recuerda CHA.