Cerca de un centenar de agentes velará por la seguridad durante el Primer Viernes de Mayo en Jaca

Juna Local Seguridad Jaca 1
Un momento de la reunión de la Junta Local de Seguridad celebrada esta mañana. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Cerca de un centenar de agentes de los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado velará por la seguridad de las miles de personas que se espera que lleguen a Jaca el próximo día 4, durante la celebración del Primer Viernes de Mayo. Miembros de la Policía Nacional, Policía Local, Guardia Civil y Guardia Civil de Tráfico, y Policía Autonómica formarán parte de ese dispositivo especial con motivo del Primer Viernes de Mayo, “incidiendo mucho en la labor de prevención” y en la máxima coordinación y colaboración, una labor que tiene como fin “minimizar los riesgos de que se cometan determinadas actuaciones delictivas”.

Así lo confirmaba la subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, que participaba este jueves en la reunión de la Junta Local de Seguridad que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Jaca. Además, entre las novedades del operativo especial de este año, hay que destacar “cambios” en el control de la multitud durante el canto del himno, y una especial atención preventiva en La Victoria, la Calle Mayor y la Plaza de la Catedral, ante el hecho de que cada vez son más las personas que participan en el desfile y que llegan a la ciudad para vivir esta fiesta tan especial.

Al término de la reunión, el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, aseguraba que “nos vamos adaptando a las circunstancias y nos vamos dando cuenta de que las problemáticas que se generan cada año con la fiesta van mutando”, con “problemas nuevos que hay que ir acometiendo”. En este sentido, el alcalde recordaba que “seguimos en alerta 4 antiterrorista”, lo que supone mantener los dispositivos preventivos del último año, y avanzaba que “se ha detectado algún pequeño problema en el momento del canto del himno, por la seguridad de los propios participantes en el desfile, con una excesiva aglomeración”.

Por eso, “se va a intentar adoptar algún tipo de medida, tanto este año, como de cara a años futuros, para ver cómo se solventa”, adelantaba el alcalde, “que podrían afectar al público”. El problema al que se refiere el alcalde surge “porque los propios escuadristas no acaban de pasar y se genera un tapón -en la puerta del Ayuntamiento- que impide el correcto saludo de banderas y el correcto funcionamiento de la banda para tocar el himno”. Por eso, en esta ocasión, habrá un “cambio de disposición” de las personas en la puerta del Ayuntamiento,  que afectará “tanto a autoridades como  a escuadristas”, anunciaba el alcalde.

En cuanto a la organización del dispositivo, destaca la “seguridad periférica”, que es la que se ocupa del control de acceso de vehículos o de minimizar “los posibles riesgos de atentado terrorista a las zonas de afluencia de público”. De hecho, este año se prestará una mayor atención a la zona de la bajada al cementerio, con un dispositivo especial de vigilancia, donde se da “una masa de gente importante donde se genera una pequeña desprotección” y donde se van a colocar medidas preventivas que no había en años anteriores.

Aforos de establecimientos hosteleros y venta de alcohol a menores

Los aforos en establecimientos de hostelería y el control de acceso a menores a los mismos y del consumo de alcohol son otros asuntos que se abordaban en la reunión de la Junta Local de Seguridad, donde se han acordado “actuaciones por parte de la Policía Nacional, como de la Guardia Civil, la Policía Local y la Policía Autonómica”, con el fin de endurecer el control sobre estas cuestiones, explicaba el alcalde.

En este sentido, el delegado del Gobierno de Aragón en huesca, José Luis Abad, recordaba que la Administración regional “no tiene competencias en materia de orden público; sí en materia de menores”. “Venimos colaborando con las distintas administraciones y con la Policía Nacional, la Policía Local y la Guardia Civil”, explicaba el delegado, de forma similar a lo que se viene realizando en otros municipios; una tarea que pasa por “establecer sistemas de control de acceso a menores a la venta de alcohol y aforos de establecimientos”.

anuncio patricia

Balance de seguridad ciudadana

La subdelegada de Gobierno hacía balance de otros asuntos, como el Plan Mayor de Seguridad, el Plan de Control de los Lugares de Ocio (en cuanto al consumo y tráfico de drogas) y el Plan de Mejora de la Convivencia de la Seguridad Escolar en los centros y sus alrededores. En el marco de éste último, en los centros educativos de Jaca se han impartido 17 charlas, incidiendo especialmente  en los riesgos de Internet, que es lo más demandado en estos momentos.

En cuanto al consumo de drogas, el análisis también era calificado como “positivo” por parte de la delegada, que matizaba que se habían logrado realizar siete detenciones (en el caso de dos de ellas, con dos kilos de marihuana destinada al menudeo).

En cuanto a la violencia de género, la situación es “similar”  a la que se viene registrando hasta ahora en la zona, con 15 mujeres con orden de protección activa, “la mayoría con riesgo no apreciado y riesgo bajo”, explicaba Lacruz.

Por último, la junta analizaba la situación de la seguridad ciudadana en Jaca. La ciudad registra un índice de criminalidad de 21,9 infracciones penales por cada mil habitantes (por debajo de la media provincial, cercana al 23; y muy alejada de la media nacional, que ronda el 42). Este trimestre, respecto al mismo periodo del año anterior, las infracciones penales “han descendido un 7,5 por ciento”, concluía la subdelegada. En concreto, los delitos patrimoniales han caído más de un 30% durante el primer trimestre de 2018.

ciudadela tercios