‘Caballo de hierro’, de Javier Santurtún, gana el Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz

Javier Santurtún Leániz se ha alzado con el XVIII Premio Internacional de Escultura Ángel Orensanz de Sabiñánigo. El pasado 2 de diciembre, se reunió el jurado encargado de fallar la presente edición del certamen, constituido por Adrián Carra Sainz de Aja, licenciado en Bellas Artes y Catedrático en Artes Plásticas y Diseño y escultor; Iñaki Ruiz de Eguino, artista polifacético, crítico de arte y comisario de exposiciones; Carlota Santabárbara Morera, licenciada en Historia del Arte, Diplomada en Conservación y Restauración de Bienes Culturales y comisaria de exposiciones; Fernando Alvira Banzo, Licenciado en Bellas Artes y Crítico de Arte; Alfredo Gavín Arnal, Director del Museo de Dibujo Julio Gavín Castillo de Larrés y Berta Fernández, concejala de Cultura y alcaldesa de Sabiñánigo.

JURADO DEL PREMIO ÁNGEL ORENSANZ. El escultor vasco Javier Santurtún gana la edición de 2019.
JURADO DEL PREMIO ÁNGEL ORENSANZ. El escultor vasco Javier Santurtún gana la edición de 2019.

El jurado eligió la obra ganadora, tras una larga deliberación en la que analizaron cada una de las 24 propuestas presentadas, siendo finalmente elegida la propuesta número 4, Caballo de hierro, del escultor vasco Javier Santurtún Leániz, y optó por concederle una mención de honor a la propuesta presentada por David Casademunt, bajo el título Camino de hierro.

Santurtún representa, en su obra, una locomotora

La obra galardonada representa una locomotora, es una pieza que de algún modo parece recrear las figuras de los juegos de construcción y destaca sobre todo por el juego de volúmenes que presenta.

SANTURTÚN. Maqueta de la obra ganadora.
SANTURTÚN. Maqueta de la obra ganadora.

En cuanto a la reconocida con la mención de honor, indicar que, en palabras de su autor, «es una alegoría a las ruedas de una máquina de vapor, unidas mediante una biela cuyo significado es la unión de dos puntos, que bien podrían ser dos ciudades. La pieza se soporta sobre dos pedestales que con los que el autor quiere representar a las traviesas de las vías». En este caso, el material propuesto para la obra definitiva era el acero inoxidable.

La obra ganadora se realizará en acero

La obra ganadora se realizará en acero corten y será ubicada antes de finales de septiembre de 2020, en la confluencia de las calles Serrablo y Zaragoza. Obtendrá un premio de 10.000 euros, cuantía en la que se incluyen los gastos de ejecución y transporte de la obra definitiva.

Los escultores podían presentar sus maquetas hasta el 22 de noviembre, debiendo plantear obras relacionadas con el tema La llegada del ferrocarril, utilizando expresión y técnica libre.

Del total de obras presentadas, el jurado excluyó cuatro por no ajustarse a lo dispuesto en la convocatoria y seleccionó ocho que, a su juicio, tenían mayor calidad artística.

Respecto a la procedencia de los proyectos presentados, decir que se han recibido propuestas de Estados Unidos y Francia, además de los presentados por artistas procedentes de distintas comunidades autónomas: Andalucía, Cataluña, Castilla La Macha, Castilla León, Galicia, Madrid, Navarra y Comunidad Valenciana, además de las nueve propuestas aragonesas.

ÚLTIMAS NOTICIAS: