Biescas recibe la ‘flor de Honor’ de la red Villas en Flor de Aragón

Biescas recibe la Flor de Honor de la red Villas en Flor de Aragón. En la imagen, la alcaldesa, Nuria Pargada, durante la entrega de reconocimientos.
Biescas recibe la Flor de Honor de la red Villas en Flor de Aragón. En la imagen, la alcaldesa, Nuria Pargada, durante la entrega de reconocimientos.

Biescas acaba de recibir la Flor de Honor, un galardón que reconoce y premia «todos aquellos proyectos de ajardinamiento, ornamentación floral, mobiliario urbano y espacios lúdicos que son un ejemplo a seguir». El jurado de Villas en Flor de Aragón ha concedido este premio a Biescas, que se incorpora a la red junto a Graus, «por su trabajo en la mejora del espacio verde urbano».

Tras la gala de entrega de las flores de honor correspondientes a 2021, que se celebraba en Lituénigo, la alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, destacaba que «este reconocimiento es gracias al trabajo del Área de Jardinería de la brigada». «Seguiremos trabajando para mantenernos en la Red de Villas en Flor», asegura Pargada.

El jurado de Villas en Flor de Aragón ha concedido la Flor de Honor a Biescas «por su trabajo en la mejora del espacio verde urbano».

Villas en Flor Aragón

Villas en Flor Aragón es una iniciativa de APHARNS (Asociación Profesional de Horticultura de Aragón, Rioja, Navarra y Soria). La Flor de Honor es el distintivo que se concede anualmente a los municipios participantes en el programa Villas en Flor, según el criterio de un jurado especializado y de reconocido prestigio.

En la gala de este año -que no se pudo celebrar en 2021 por la pandemia-, estaban representados, junto a Biescas y Graus y además del anfitrión, Barbastro, Cuarte de Huerva, Daroca, Gotor, Morillo de Tou y Ontinar de Salz. Municipios, todos ellos, que destacan por el esfuerzo en el mantenimiento y la promoción de sus respectivos espacios verdes.

Tal y como explica la organización, «Villas en Flor sigue la estela de programas similares ya en funcionamiento en otros países como Francia (Villes et Villages Fleuris, que se creó en 1959 y sirvió de modelo al resto de proyectos que se iniciaron posteriormente), Italia (Comuni Fioriti), Reino Unido (Britain in Bloom), Irlanda (Tidy Towns) o Canadá (Communities in Bloom.

La Flor de Honor y Las Villas en Flor

Según explican sus impulsores, se trata de hacer «un reconocimiento a la labor de los municipios para la mejora del espacio urbano. Las Villas en Flor son aquellos pueblos y ciudades que destacan por una actuación real, consciente y a largo plazo en materia de ajardinamiento, Medio Ambiente y mejora de la calidad de vida de sus habitantes».

El patrimonio vegetal y paisajístico, el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad o el el uso social y las sinergias con la actividad turística son los aspectos que se valoran a la hora de destacar a los municipios merecedores de la Flor de Honor.

Por Rebeca Ruiz

ÚLTIMAS NOTICIAS: