Sólo tres calles de Jaca tienen nombre de mujer

Infanta Doña Sancha.JPG
Calle Infanta Doña Sancha de Jaca. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

El callejero de Jaca tiene una asignatura pendiente con las mujeres. Sorprendentemente, sólo tres calles de la ciudad tienen nombre de mujer (sin contar las dedicadas a vírgenes, santas y monjas que, curiosamente, sí que existen, aunque tampoco son demasiadas -El Carmen, La Victoria, Pilar o Santa Orosia, por ejemplo). Tomando los datos oficiales del callejero al que remite la página web del Ayuntamiento de Jaca, la ciudad está formada por más de 300 calles: sólo tres hacen alusión a un personaje histórico femenino. Ni científicas, ni eruditas, ni investigadoras, ni siquiera jacetanas o aragonesas ilustres o célebres. Nada más que tres para trescientas calles.

Tan sólo aparecen algunos nombres de mujer como Libertad u Olimpia, pero que no dan nombre a su calle precisamente por eso sino por su significado conceptual. Aun contando con ellas, las vías con nombre femenino  apenas superan los dedos de una mano. En contra, hay muchas más calles dedicadas a ríos, valles y, por supuesto, personajes históricos masculinos, sin olvidar las referentes a fechas significativas para la ciudad. Domingo Miral, Galán y García, Gil Berges, Sancho Ramírez, Campoy Irigoyen, Doctor Marañón, Conde Aznar, Cervantes, Joaquín Costa, Ramón y Cajal, Goya, Marqués de Lacadena,… son sólo algunos ejemplos de esta interminable lista que contrasta con la de nomenclatura femenina, que se hace ciertamente escasa.

Así, si se repasa el callejero de Jaca, se puede comprobar que en la ciudad sólo existen tres calles con nombres de personajes femeninos: Agustina de AragónInfanta Doña Sancha (que, curiosamente, son perpendiculares) y la dedicada a Ana F. Abarca de Bolea, una poco conocida escritora del siglo XVII, natural de Zaragoza y que fue monja cisterciense.

En el Día Internacional de la Mujer, parece que a Jaca se le olvidó que la historia también se forjó con mujeres.