Imposición de la faja de general a Juan Miguel Arribas, Jefe del Servicio de Montaña de la Guardia Civil desde 2014

FAJA GENERAL ARRIBAS Miembros del Servicio de Montaña 07

El Salón de la Panadería de la Ciudadela de Jaca acogía este viernes el acto de imposición de la faja de general Juan Miguel Arribas Revuelto, quien ascendió al empleo de general de Brigada por Real Decreto 281/2018, del día 11, publicado en BOE nº 116.

El general Arribas ha ocupado el puesto de coronel Jefe del Servicio de Montaña de la Guardia Civil desde el 4 de marzo de 2014 hasta el pasado día 12 de mayo en que se hizo efectivo su ascenso con la publicación del mismo en el BOE, informa la Guardia Civil en una nota de prensa.
Juan Miguel Arribas nació en Ávila el 20 de febrero de 1959 e ingresó en la Academia General Militar en 1979, formando parte de la XXXIX Promoción que fue promovida al empleo de teniente en 1984.
Tras servir dos años como piloto en la Agrupación de helicópteros, en junio de 1986 formó parte de la plantilla que fundó la UHEL de Huesca.
Anteriormente a ocupar el mando del Servicio de Montaña estuvo a cargo de la comandancia de Teruel entre 2008 y 2013.

En el acto, presidido por el Teniente General Mando de Operaciones Territoriales de la Guardia Civil Laurentino Ceña Coro, se le ha hecho entrega, como viene siendo tradicional en el ámbito militar, de la faja roja de general, haciendo de padrino de la ceremonia su hermano el general de brigada Francisco Arribas Revuelto, actualmente en situación de Reserva. Asimismo se le ha hecho entrega del bastón de mando que le regalan los especialistas y miembros del Servicio de Montaña de la Guardia Civil; y del sable obsequio de sus compañeros de promoción, que le fue entregado por el coronel Guillermo Rebollo Maldonado.

Entre las autoridades civiles que han asistido al acto se encontraban el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y la Subdelegada del Gobierno en la provincia de Huesca, María Teresa Lacruz.

El general Juan Miguel Arribas Arribas ha pronunciado unas palabras en las que ha dado las gracias a todos aquellos que han apoyado su carrera durante estos casi 34 años, la cual rememoró en sus destinos, la mayoría de los cuales han estado en territorio aragonés.

El origen de la faja en el uniforme militar se remonta a las guerras de Italia, en el siglo XVI, en donde los jefes de unidad, desde nivel capitán, portaban una banda cruzada al pecho para ser identificados por sus soldados en el campo de batalla.
El modelo de la faja actual, que se lleva en la cintura, ha permanecido casi inalterado desde el reglamento de uniformidad del Ejército de 1943 y mantiene el color rojo que llevaban los jefes de las tropas españolas en el siglo XVI.