La Guardia Civil rescata a una esquiadora lesionada en Bachimaña y a dos hombres enriscados en el Pico Argualas

Guardia Civil rescate
Imagen del rescate en el Pico Argualas.

La Guardia Civil ha realizado cuatro rescates durante los últimos días; dos de ellos, en Panticosa: en Bachimaña y en el Pico Argualas.

La primera actuación de las realizadas durante el puente tenía lugar el pasado día 21. En torno a las 15.30 horas, se recibía una llamada en la Central 062 de la Guardia Civil, dimanante del refugio de Bachimaña, informando de que había llegado una esquiadora de montaña con una posible lesión de rodilla que le impedía continuar el descenso hacia el Balneario de Panticosa. Inmediatamente, se activó el EREIM de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Una vez en el refugio, se recogió a la esquiadora y fue trasladada a la helisuperficie de Panticosa, donde el facultativo le realizó una exploración, diagnosticando una lesión en la rodilla, según informa la Guardia Civil, que facilitó el traslado de la accidentada hasta su vehículo particular y, de allí, a un centro médico. La rescatada es una mujer de 41 años vecina de Pamplona.

Además, el día 22, sobre las 12.30 horas, se recibía un aviso en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, informando de que una persona había sufrido un accidente en las proximidades del Pico Cordier, en Benasque. La persona accidentada formaba parte de un grupo de 12 esquiadores de montaña que, cuando descendían de la Maladeta, a la altura del Pico Cordier, se le enganchaba un esquí en la nieve, haciéndose daño en la rodilla y no pudiendo continuar por sus medios.La rescatada es una mujer de 38 años vecina de Barcelona que sufrió un posible esguince rodilla derecha y que fue evacuada de la zona del accidente, junto a un acompañante, en helicóptero.

LOGO_COLOR_HORIZONTALAsimismo, sobre las 16.00 horas del mismo día, la central C.O.S. (062) de la Guardia Civil de Huesca recibía un aviso a través del 112 Aragón, alertando de que unos barranquistas que realizaban el descenso del barranco Formiga, en Casbas de Huesca, no podían continuar su descenso porque se les había llevado la corriente una mochila con una de las cuerdas que utilizan para su descenso. Se dirigieron al lugar el helicóptero de la Guardia Civil, el EREIM de Huesca y un médico del 061 y, tras localizar a los barranquistas, mediante un ciclo de grúa, se descendió a un especialista. Tras equipar a los barranquistas, éstos fueron evacuados mediante sendos ciclos de grúa, dejándolos en su vehículo al encontrarse en perfecto estado. Los rescatados son un varón de 49 años, un varón de 52 y una menor de 13 años, todos vecinos de Zaragoza.

Por último, también en Panticosa, este lunes, 23 de abril, sobre las 15.15 horas, se recibía un aviso en la central 062 de la Guardia Civil, de informando que dos varones se encontraban enriscados en la cumbre del Pico Argualas. Se dirigieron al lugar el EREIM de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061.

Tras dejar a los especialistas en el lugar, a unos 100 metros de desnivel, en un terreno nevado, treparon hasta llegar a los montañeros y, tras asegurarlos con cuerdas, les ayudaron a llegar hasta un lugar donde se podían ser recogidos con seguridad por el helicóptero. Una vez recogidos, fueron trasladados hasta la helisuperficie de Panticosa y de allí a su vehículo particular ilesos. Se trata de dos hombres de 34 y 36 años, vecinos de Madrid.