Biescas aprueba la liquidación del presupuesto de 2017 con un remanente de 675.000 euros

 

Biescas
Biescas. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El pleno del Ayuntamiento de Biescas celebrado este lunes ha aprobado la liquidación de presupuesto del año 2017 con un remanente positivo de 675.005 euros y un superávit de 197.870 euros, por lo que, de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, va a permitir destinar 197.870 euros a inversiones financieramente sostenibles. Dentro de ellas se encuentran las obras acondicionamiento de vías públicas y la mejora de la eficiencia del alumbrado público, inversiones que se sumarán a las ya previstas en el presupuesto de este ejercicio en estos capítulos, ha anunciado el Ayuntamiento.

“La existencia de un techo de gasto fijado en el presupuesto ejecutado en el año 2012 con ligeros incrementos anuales que fija el Gobierno impide que se pueda utilizar otros 200.000 euros de este remanente para inversiones, pudiendo destinarse a amortizar deuda o mantener un remanente de tesorería para hacer frente a eventuales necesidades, cuestión que se estudiara en la próxima comisión de Hacienda”, explica la nota municipal.

El alcalde de Biescas, Luis Estaún, ha manifestado que “estos datos son un reflejo de una gestión rigurosa y previsora, que a pesar del injusto encorsetamiento presupuestario al que somete a los ayuntamientos el Ministerio de Hacienda, impidiéndoles disponer libremente de sus recursos, va a permitir incrementar el presupuesto de Biescas hasta alcanzar los 3.800.000 euros. Es una buena noticia que la ley nos permita invertir 197.000 euros más en este ejercicio, pero es menos de la mitad de lo que disponemos, un dinero que pertenece a los vecinos de Biescas y que no podemos administrar libremente, a pesar de los buenos datos que demuestran que se ha realizado en los últimos años una gestión prudente y rigurosa de los recursos”. “No es justo que se limite la independencia de todos los municipios, sin distinguir entre los que están saneados, bien gestionados y pagando sus facturas puntualmente, con aquellos que no cumplen con sus obligaciones”, lamenta Estaún.