Comienza el acondicionamiento del parking del Llano de la Victoria para descongestionar Jaca en ‘fechas punta’

parking jaca
Entrada al nuevo aparcamiento disuasorio.

por Rebeca Ruiz

Ya han comenzado los trabajos de acondicionamiento de nuevo parking disuasorio que el Ayuntamiento de Jaca ha habilitado junto al Cuartel de la Victoria, y que busca aliviar los problemas que, en fechas punta y temporada alta, se producen en la ciudad con motivo de la llegada masiva de turistas y visitantes.

Este nuevo espacio, que contempla la creación de varias decenas de nuevas plazas de aparcamiento, se viene a sumar a los ya habilitados en la trasera del colegio San Juan de la Peña, en el Llano de Samper, el Vértice de Levante y la Avenida Perimetral, junto a la pista de hielo, y a los puntuales de la Universidad y Domingo Miral, que funcionan durante el verano. Entre todos ellos, suman unas 300 plazas de carácter disuasorio; es decir, apartadas del centro para descongestionar la ciudad, pero a unos pocos minutos del casco histórico caminando.

Este nuevo aparcamiento será, como los anteriores, de uso público y gratuito, y servirá para cubrir las necesidades de aparcamiento de turismos en las fechas en que el tráfico por el centro, así como la imposibilidad de aparcar al darse una gran afluencia de coches, aconseja dejar el vehículo en este tipo de aparcamientos antes de acceder al casco histórico de Jaca, se explica desde el Ayuntamiento.
Este nuevo espacio está situado, concretamente, en las inmediaciones del acuartelamiento militar y la sede del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), antes de llegar a la rotonda de entrada donde se ubica la gasolinera.

LOS DATOS

En Jaca, el padrón de vehículos supera los 9.200 (la mayoría son turismos, más de 6.000). En la actualidad, la ciudad dispone de 5.382 plazas de aparcamiento libre y 333 de pago para turismos y existe un párking de pago con 307 plazas. A ello hay que sumar unas 11.000 plazas más disponibles de particulares, donde se incluyen, por ejemplo, los garajes individuales y comunitarios. En total, más de 17.000 plazas disponibles que se quedan cortas en las épocas en las que mayor flujo de visitantes recibe la ciudad, que son, según la Policía Local, las fechas en torno al 15 de agosto y las vacaciones de Navidad (además de otras fechas puntuales, como puede ser la celebración del Festival Folclórico de los Pirineos, cada dos años).