Astún, Candanchú y Formigal-Panticosa despedirán 2017 por todo lo alto

Candanchú
Candanchú presenta un aspecto inmejorable para terminar el año. (FOTO: Candanchú)

La últimas nevadas auguran un gran final de año en las estaciones de esquí de la Jacetania y el Alto Gállego.

Tras las precipitaciones de las últimas horas, Candanchú ha anunciado que la previsión de apertura de este fin de semana es de 39,5 kilómetros esquiables, con 43 pistas abiertas y 23 remontes, y espesores que van entre los 60 y los 160 centímetros. Además, la estación recuerda que el 31 de diciembre, a partir de las 12.00 horas, Txoko albergará la fiesta de Nochevieja, con dj incluido, en un evento donde no podrán faltar las tradicionales uvas. Asimismo, el 1 de enero, la estación prevé abrir sus puertas en horario de 10 a 17 horas.

banner Canfranc

En cuanto a Astún, a las doce del mediodía del día 31, en el espacio gastronómico Henri Abelé Winter Lounge se adelantarán las doce campanadas, para posteriormente brindar con cava y disfrutar de música en directo. El parte de nieve para el fin de semana prevé 50 kilómetros esquiables, espesores de hasta 120 centímetros de nieve polvo, 15 remontes en funcionalmiento y 50 pistas abiertas.

Formigal-Panticosa Anayet
Formigal también ha preparado actividades para decir adiós a 2017. (FOTO: Aramon)

Esta nieve recién caída permitirá abrir 150 kilómetros el fin de semana en Formigal-Panticosa, poner todos los remontes en funcionamiento y ofrecer 128 pistas, con espesores que oscilarán entre los 35 y 115 centímetros de nieve polvo. En cuanto a la despedida de 2017, en Formigal-Panticosa, coincidiendo con los países del Pacífico y desde las 12.00 horas del día 31, habrá campanadas y brindis cada hora. Las primeras uvas, en la terraza de Izas, una cabaña situada en mitad de las pistas y a la que solo se llega esquiando. Y a partir del mediodía, en Marchica.