Lambán asegura que obras como la de Yesa son claves contra la sequía y dice que la seguridad es prioritaria

yesa.jpg
Lambán, durante su visita a Yesa. (FOTO: Gobierno de Aragón)

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha instado hoy a la ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, a que reúna la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua para hacer frente de forma común a la nueva situación de algunos proyectos tras los reveses judiciales de Almudévar y Biscarrués. Ha recordado que esta comisión ya fue solicitada de forma urgente en las Cortes de Aragón el pasado mes de agosto, a instancias del grupo parlamentario del PSOE.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha hecho este requerimiento durante una visita a las obras del recrecimiento de Yesa, donde ha defendido las regulaciones de los ríos como una medida fundamental para contrarrestar la sequía y los efectos del cambio climático, explica el Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

imagenes__MG_1736_e1c56dbf
Obras del recrecimiento de Yesa. (FOTO: Gobierno de Aragón)

Recrecimiento de Yesa, un proyecto que prima la seguridad

El presidente se ha congratulado de que los trabajos estén avanzando según lo previsto, “lo que nos permitirá mejorar la regulación para hacer frente a periodos de sequía”, ha dicho. Para el Gobierno de Aragón, continúa la nota, el recrecimiento de Yesa es una de las piezas más importantes de regulación de las obras incluidas en el Pacto del Agua de Aragón, dado que se considera fundamental para importantes usos de la cuenca; entre ellos, la consolidación de la zona regable de Bardenas (que beneficia a Aragón y Navarra); el abastecimiento de agua de calidad al área metropolitana de Zaragoza y a poblaciones de las Cinco Villas, así como a la mancomunidad de Sangüesa y otras poblaciones navarras.

“Es una obra que de cara al futuro de Aragón es fundamental y decisiva. Cuando esté a pleno funcionamiento abastecerá de agua de boca a más de 800.000 personas”, ha recordado Lambán, que también ha considerado prioritaria esta obra para garantizar el suministro de agua a inversiones como BonÁrea y otros futuros desarrollos industriales. Además, ha recordado que este proyecto fue “producto de un acuerdo político y del diálogo con la sociedad aragonesa”.

Según explica el Gobierno de Aragón en su comunicado, la presa desempeña también un papel determinante en la laminación de crecidas del río Aragón, dado el beneficioso efecto que ejerce el embalse durante las avenidas del Eje del Ebro, para evitar daños tanto en la parte Navarra del río Aragón, como el tramo medio del Ebro, tal y como sucedió en las últimas avenidas de febrero y marzo de 2015.

imagenes__MG_1769_4e300211
Un momento de la visita (FOTO: Gobierno de Aragón)

En la fase actual de las obras, se está concluyendo la pirámide de la presa de gravas. Se encuentra prácticamente coronada, a falta de mes y medio o dos para alcanzar la cota de coronación menos tres metros. Este hito se alcanzará probablemente en el mes de febrero.

Una de las principales prioridades es la seguridad de esta obra, en cuyos trabajos y profesionales Lambán confía plenamente “porque jamás defendería un proyecto similar si tuviera la más mínima sospecha de que no se cuentan con todas las garantías”. Así, en el año 2018, se construirá la pantalla de hormigón que dará impermeabilidad a la presa de gravas. Además, se abordarán las partes del proyecto situadas en la cola del embalse como son el dique de cola, -que permite mantener una lámina de agua permanente en cola con fines ecológicos y paisajísticos-, y el muro de protección del núcleo de Sigüés (proyecto que se consensuó con el municipio).

La fecha de finalización vigente del contrato es 30 de noviembre de 2021.

anuncio patricia

Por otra parte, el presidente del Ejecutivo Aragonés ha recordado que “atravesamos una de las peores sequías de los últimos veinte años y es necesario avanzar en la planificación hidrológica plurianual, en la regulación plurianual para hacer frente a la prolongación de periodos largos de sequía como el que estamos sufriendo en Aragón y en España por los efectos del cambio climático”.

“Tenemos los embalses del Ebro con una capacidad que ronda el 40 % cuando el promedio de los últimos cinco años era del 64 %, lo que da idea de la situación preocupante de los embalses”, ha señalado. Un ejemplo de esa situación preocupante es Yesa, que tiene apenas 99 hectómetros (el 22 %) de un total de cerca de 500 hectómetros cúbicos, muy inferior a la media de los últimos cinco años, explica el Gobierno de Aragón.

“Seguramente hay pocas inversiones y decisiones de los poderes públicos más tendentes a contrarrestar la sequía y los efectos perversos del cambio climático que regular los ríos y almacenar agua, como es el caso del embalse de Yesa”, ha subrayado Lambán, que ha anunciado “en próximas fechas” nuevas medidas del Gobierno de Aragón para paliar los efectos de la sequía.

Aunque la sequía no ha afectado, de momento, al abastecimiento de Zaragoza, donde la mitad del agua de boca se capta aquí, los efectos en la agricultura y ganadería son evidentes: tierras sin pastos, cosechas arruinadas, campañas micológicas suspendidas, jornadas de caza y pesca condicionadas… La sequía que padece Aragón por la escasez prolongada de precipitaciones afecta a numerosos sectores de las tres provincias, que se han visto obligados a adoptar medidas en busca de soluciones urgentes.

Yesa: clave para el futuro de la agricultura en Bardenas

El sistema General de Bardenas, uno de los más importantes de la Comunidad Autónoma y del estado Español, riega en la actualidad 82.300 hectáreas (77% Aragón y 23% Navarra). En ella, conviven infraestructuras con más de 50 años de antigüedad concebidas para regar cereal de invierno en una agricultura de subsistencia (Bardenas I), con los sistemas de riego por aspersión ejecutados a finales del siglo XX (Bardenas II) y algunas modernizaciones de principios del XXI, principalmente a iniciativa de los particulares.

Durante las últimas décadas, el crecimiento económico ha motivado una intensificación agraria. Los cambios en los patrones de cultivos hacia otros más exigentes, el aumento de la mecanización y las mejoras en la tecnología del riego, han generado un déficit estructural del canal, debido a la incapacidad de transportar suficiente caudal durante los períodos de mayor demanda, provocando estrés hídrico en los cultivos y limitando el futuro del sistema.

Para afrontar los retos de la agricultura del siglo XXI y asegurar la sostenibilidad del regadío es preciso una modernización del sistema que permita optimizar el recurso agua, reduciendo la contaminación difusa y garantizando alternativas de doble cosecha o la instauración de nuevos cultivos.

Igualmente, resulta clave que se ultimen las obras del recrecimiento de Yesa, ahora en ejecución por la Administración General del Estado, de forma que queden aseguradas las dotaciones de todo el sistema, pasando de una regulación de 446 Hm3 a otra de 1.160 Hm3.

En el ámbito de la Modernización de Regadíos, el Gobierno de Aragón va a publicar antes de finalizar el año, una nueva Orden de Convocatoria de subvenciones a obras de modernización y mejora de regadíos. Esta nueva convocatoria, que contará con 20 millones de euros de presupuesto, incorpora factores de distribución territorial de fondos entre los grandes sistemas de regadío aragoneses, con el fin de generar en todos ellos un impulso homogéneo a este tipo de actuaciones, informa el Gobierno de Aragón.

Para la creación de Regadíos, el Gobierno de Aragón ha diseñado un nuevo marco normativo de subvenciones para que puedan finalizarse los sectores todavía pendientes en Bardenas y otros aragoneses.

imagenes__MG_1827_53493d36