El Aeródromo de Santa Cilia se consolida en su XX Aniversario como motor de desarrollo económico, social y cultural

Aeródromo 3

El Aeródromo de Santa Cilia, instalaciones del Gobierno de Aragón vinculadas a Turismo de Aragón, celebrará su vigésimo aniversario en 2018. Con motivo de esta celebración, Fly-Pyr Santa Cilia, responsable de su gestión desde hace tres años, ha realizado un informe y un plan de futuro para el desarrollo del aeródromo jacetano para las próximas dos décadas (2018-2038), que persigue la consolidación de esta infraestructura, única por sus características no sólo en Aragón, sino en todo el territorio nacional, como referente económico, social y cultural.

Así, durante los próximos años, el Aeródromo de Santa Cilia deberá enfrentar el mantenimiento de las instalaciones que se han deteriorado por el uso normal durante las dos últimas décadas (unas deficiencias que se arrastran desde la etapa de gestión pública del aeródromo, anterior a Fly-Pyr). Hay que recordar que, desde que Fly-Pyr se hizo cargo del contrato, la principal actividad del aeródromo (el vuelo a vela) se ha duplicado; las instalaciones registran actividad continuada durante todo el año y el aeródromo ha entrado en el panorama europeo a través de la participación en las ferias más importantes del sector y en el calendario de competiciones internacionales.

 

 

En este sentido, en el aeródromo, el vuelo a vela está plenamente consolidado gracias a la labor desarrollada en el último periodo por el Aeroclub Nimbus. Una asociación que, tras verse obligada a abandonar su ubicación tradicional en el histórico aeródromo Monflorite -hoy aeropuerto de Huesca-Pirineos-, espera llevar al aeródromo durante los próximos años importantes competiciones de todos los niveles, como el Campeonato del Mundo Nacional Femenino en 2021, la N42 Gliding Cup (en 2018, 2019, 2020 y 2021), además del Campeonato Europeo de Vuelo a Vela en 2021 o el Campeonato de España y el Grand Prix en 2019. El próximo año, el Aeródromo será sede de la Copa Pirineos 2018.

Acciones de consolidación

Con el fin de consolidar la posición del Aeródromo de Santa Cilia, también se están desarrollando campañas concretas de captación de nuevas vocaciones, trabajando conjuntamente con los centros escolares de la Jacetania y el Ayuntamiento de Jaca -para implicar en este deporte a los más jóvenes y garantizar el relevo generacional-, el Instituto Aragonés de la Mujer y distintos colectivos de discapacitados. En este último caso, gracias a los programas y acciones concretas que responden a las necesidades de estas personas con movilidad reducida, se ha conseguido que el Aeródromo de Santa Cilia se convierta en todo un referente a nivel internacional para el vuelo adaptado.

Fly Pyr discap

La inminente puesta en marcha de vuelos panorámicos en avión sobre el Pirineo, la incorporación de una Escuela de Ultraligeros, la recuperación de la práctica del paracaidismo, la realización de cursos para perder el miedo a volar, la implantación de un nuevo taller de mantenimiento de aeronaves o la urbanización de nuevos espacios para posibilitar la instalación de hangares de uso privado, son solo algunas de las actuaciones que se plantean para explotar al máximo las posibilidades del Aeródromo de Santa Cilia. Algunas -en una fase ya bastante avanzada-, de cara ya a la celebración de los 20 años de andadura de las instalaciones.

Asimismo, se encuentra, entre los objetivos para los próximos años, el impulso a las instalaciones como Base de Operativos de Emergencias -apoyo logístico contra incendios, base de actuaciones del 112, colaboración con la Organización Nacional de Transplantes- y la puesta en marcha de proyectos de colaboración transfronteriza financiados con fondos comunitarios.

Actos del XX Aniversario

Entre los actos de celebración del XX Aniversario del Aeródromo, Fly-Pyr tiene previsto contactar con los primeros usuarios para mostrarles la evolución y la situación privilegiada de la que hoy disfrutan las instalaciones. En esta jornada, que tendrán lugar en torno al 4 de julio (día en el que el Aeródromo de Santa Cilia celebra su cumpleaños), habrá un espectáculo aéreo con la participación del Real Aeroclub de España y la Patrouille Swift. También está prevista la presencia de alguna aeronave singular que hará las delicias de los aficionados y se está trabajando en la exhibición de aeronaves históricas.

Fly Pyr Ultraligeros

Historia del aeródromo

Los inicios del Aeródromo de Santa Cilia se remontan a junio de 1989, cuando un grupo de pilotos de vuelo sin motor procedentes de distintos aeródromos franceses contactaron con el Aeroclub Nimbus para poner en marcha esta iniciativa, que aún tendría que esperar nueve años para ser una realidad con el apoyo del Ayuntamiento de Santa Cilia y del Gobierno de Aragón. El XXX Campeonato Nacional de Vuelo a Vela, organizado por Nimbus en julio de 1998, serviría para la entrada en escena del Aeródromo de Santa Cilia en el panorama internacional. El desarrollo de las instalaciones iría, desde ese momento, estrechamente ligado a la actividad del aeroclub, llegando este a suponer un peso específico de más del 20% en la actividad habitual del Aeródromo.

Tras el impulso del Aeroclub Nimbus durante el primer año de vida del aeródromo, fue la sociedad APIRSA la encargada, de manera muy exitosa, de proyectar la marca más allá de nuestras fronteras. A pesar de que la actividad suponía un importante impacto económico en el territorio, la falta de viabilidad del proyecto hizo que cada vez fuera más necesaria la implicación pública para sacarlo adelante. Tras un periodo de gestión completamente pública, que se traduciría en el descenso de actividad y el incremento de costes de mantenimiento, Turismo de Aragón decide externalizar la gestión de la instalación con una subvención temporal  que cubría parte de estos gastos.

En estos momentos, cuando se cumple el vigésimo aniversario de la creación del Aeródromo de Santa Cilia, y a punto de expirar el plazo subvencionable del contrato, Fly-Pyr ha conseguido equilibrar por primera vez el balance económico del aeródromo. Si bien sigue siendo necesaria la misma aportación pública que ha servido para salir de la complicada situación anterior, el presente invita al optimismo y los gestores insisten en que el Aeródromo de Santa Cilia tiene potencial suficiente para convertirse en motor de desarrollo económico, social y cultural para la zona, acercándolo a la vez al ciudadano.

Por ello, el plan de futuro para el desarrollo del Aeródromo de Santa Cilia recoge la necesidad de una mayor implicación de la Administración a todos los niveles, para buscar una fórmula que garantice la continuidad de la gestión que tan buenos resultados ha dado durante los últimos tres años.