La Guardia Civil rescata a un montañero en Tebarray, tras cuatro horas de travesía y a 2.600 metros de altura

Foto 3
Imágenes del rescate cedidas por la Guardia Civil.
La Guardia Civil rescataba la pasada madrugada a un montañero en Tebarray, tras una travesía de más de cuatro horas a pie entre barrancos helados, a 2.600 metros, según ha informado en una nota de prensa.
En torno a las 20.30 horas del día de ayer, martes, 28 de noviembre, se recibía un aviso en la central 062 de la Guardia Civil a través del 112, con la que se comunicaba que un montañero que se encontraba en solitario realizando la travesía entre el refugio de Respomuso y el de Bachimaña había sufrido una caída y se encontraba desorientado y enriscado en las proximidades del ibón de Tebarray. Tras conseguir contactar telefónicamente con el montañero, el mismo facilitaba las coordenadas gracias a una aplicación del teléfono móvil a través del 112, desde donde se daba instrucciones al montañero de que se acomodara en una zona segura, se abrigara y esperara a que llegaran los componentes de montaña, explica el comunicado.
Foto 2
Imágenes del rescate cedidas por la Guardia Civil.
Tras prepararse con material para realizar un vivac, ropa de abrigo, víveres y bebidas calientes, salían hacía el lugar componentes del Equipo de Montaña de la Guardia Civil de Panticosa, en vehículo hasta Sallent de Gallego y, posteriormente, a pie durante unas cuatro horas, cruzando barrancos helados y zonas de piedra hasta que, sobre las 02.45 horas, llegaban al lugar donde se encontraba el montañero, en una ladera con mucha pendiente y nieve helada a unos 2.600 metros de altura.
El montañero debido a la caída, tenía algunas erosiones y heridas leves y algo de frío, por lo que se le trasladó hasta una repisa donde los especialistas instalaron un vivac para pasar la noche con bajas temperaturas y ventiscas.
Foto 1
Imágenes del rescate cedidas por la Guardia Civil.
Con las primeras luces del día, personal de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca, junto con médico del 061, se dirigían con el helicóptero hasta un lugar donde los especialistas de montaña habían trasladado al montañero, al amanecer, para su evacuación, siendo trasladado sobre las 08.45 horas a Panticosa. Allí, el montañero, un varón de 49 años vecino de Barcelona, era reconocido y curado de las heridas leves que presentaba por el médico del 061, no precisando de más atención médica.