Gran Gala del Circo Aragonés con un marcado acento jaqués

4

La Gran Gala del Circo Aragonés que se celebró el pasado domingo en el Teatro del Teodoro Sánchez-Punter de Zaragoza tuvo un marcado acento jaqués.
Ya por la mañana, Jaca tomó protagonismo mediante la figura del célebre payaso universal con la proyección del cortometraje Marcelino, no te vayas y una posterior mesa redonda en la que intervinieron Román Magrazó, director del mismo, Mario Cosculluela, director del Festival de Circo de Aragón, Mariano García, máximo investigador y conocedor de la figura de Marcelino Orbés, y el actor jaqués Toño L’Hotellerie, quien en la versión cinematográfica da vida a Chaplin y que, actualmente, en versión teatral, interpreta al payaso más famoso del mundo, nacido en Jaca en 1873. Un interesante coloquio en el cual Mariano García desentrañó datos y curiosidades hasta ahora desconocidas de Marcelino Orbés, -el propio García es la piedra angular del descubrimiento de que el Payaso Marcelino era naturtal de Jaca-, cuyo fruto de trece años de investigación ha reflejado en su libro Marcelino, el mejor payaso del mundo.


LOGO_COLOR_HORIZONTALEl director del Festival, Mario Cosculluela, relató el honor que supone que los máximos galardones que se otorgan al circo aragonés llevaran el nombre de Marcelino, con lo que, finalmente, esta figura universal logre ocupar, de forma oficial, el lugar que le corresponde.
Esta iniciativa, que partió de Miguel Ollés, responsable de la productora Creadores de Ocio, y director, además, de la obra de teatro Marcelino y Chaplin, fue muy bien acogida por el equipo de dirección del festival. Toño L’Hotellerie agradeció públicamente a la dirección del festival su generosidad y sensibilidad hacia la figura del jacetano mundialmente famoso.
Ya por la tarde, con el patio de butacas abarrotado, tuvo lugar la Gran Gala de clausura, en donde, sucesivamente se escuchó el nombre de Marcelino Orbés en la entrega de cada uno de los galardonados.

 

Como broche de oro, y por sorpresa, se apagaron de golpe las luces del teatro y, bajo la luz del cañón, apareció Marcelino Orbés interpretado por el actor jaqués Toño L’Hotellerie, quien desgranó, en un emotivo monólogo, la infancia de Marcelino, con referencias a Jaca y a sus padres, escena extractada de la obra de teatro. A continuación, recogió el premio de honor de 2017 y lo depositó en manos de la concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaca, Susana Lacasa, para que fuera ella quien hiciera la entrega del Premio a la Mejor Iniciativa para la Promoción del Circo de Aragón, que recayó en la Promotora de Animación Infantil, PAI, por su larga trayectoria.