La lucha contra la despoblación cobra fuerza en Arco Latino de la mano de la Diputación de Huesca

FotoARcoLatino
Un momento de la jornada. En la foto de grupo aparece Elisa Sancho, vicepresidenta DPH (cuarta por la izquierda), y Raúl Camarón, coordinador de Presidencia de DPH (primero a la izquierda).

La vicepresidenta de la Diputación de Huesca, Elisa Sancho, ha participado en la Asamblea General de Arco Latino que ha tenido lugar en Turín (Italia). Allí ha expuesto la necesidad de que la despoblación sea incluida como una de las variables a tener en cuenta en las próximas perspectivas financieras europeas. Elisa Sancho ha puesto como ejemplo “que en la provincia de Huesca hay zonas que son verdaderos desiertos demográficos y si logramos que la despoblación sea una variable para que lleguen más fondos a estas zonas de forma que se puedan compensar -financieramente y con políticas concretas- las dificultades y diferencias que en el día a día padecen quienes viven en estas zonas así como conseguir iniciativas para atraer y fijar pobladores”.

Este punto sobre la despoblación ha quedado incluido en el documento consensuado entre los socios de Arco Latino acerca de la futura política de cohesión y de fondos estructurales del período 2021-2028. Este acuerdo incluye también otro objetivo: reforzar el papel de las administraciones locales en el diseño de los futuros presupuestos de la Unión Europea.

La vicepresidenta de la Diputación de Huesca ha argumentado que “los alcaldes, las administraciones locales son las que mejor conocen las necesidades de los municipios y por eso es necesario que desde las administraciones de ámbito superior, como puede ser tanto las europeas como las estatales, se tenga más en cuenta a los ayuntamientos a la hora de decidir y fijar aquellas políticas y actuaciones que repercuten en los municipios del medio rural”.

La red Arco Latino nació como asociación en el año 2002. Está formada por gobiernos locales mediterráneos intermedios, como diputaciones y consejos españoles, consejos departamentales franceses y provincias y ciudades metropolitanas italianas. Entre todos, representan el 10% de la población y del territorio de la Unión Europea y comparten entre ellas una serie de características culturales, históricas, socio-económicas, geográficas-climáticas y ambientales comunes y que constituyen su especificidad e identidad en el contexto europeo.