El viento obliga a cortar la calle Sancho Ramírez ante el riesgo de caída del árbol de la Torre de la Cárcel de Jaca

DSC03914
Ha sido necesario asegurar el árbol para evitar males mayores. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Por Rebeca Ruiz

Esta tarde, Jaca reflejaba las consecuencias de las fuertes rachas de viento que han afectado a gran parte de la comarca durante toda la jornada. La Policía Local cortaba el paso en la calle Sancho Ramírez como consecuencia de los daños sufridos por el árbol que hay junto a la Torre de la Cárcel.

Contenedores volcados, maceteros desplazados, ramas en el suelo, cascotes de alguna fachada y la caída de cables eléctricos se han repetido durante la jornada, según confirmaba la Policía Local, que también ha registrado una incidencia en el tejado del Centro Sport y, esta mañana, debía cortar el callejón que une la Plaza de la Catedral con la Plaza Ripa, después de que el viento arrancara la lona que cubre el solar que hay frente a la seo, hasta que han actuado las brigadas municipales. Afortunadamente, no ha habido que lamentar daños personales.

A estas horas, permanece cortada parte de la calle Sancho Ramírez y el acceso entre ésta y la calle Ramón y Cajal, justamente la plaza que las une y en la que está ubicada la Torre de la Cárcel y la estatua de Ramiro I. Ante el riesgo de caída del único árbol que existe en este céntrico lugar, las brigadas municipales han colocado grandes bloques de hormigón como contrapeso, y lo han asegurado con grandes sujecciones para evitar que se desplome tras los daños sufridos por el viento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se da la circunstancia de que es un ejemplar viejo, muy alto (prácticamente a la altura de la Torre de la Cárcel y de un bloque de cuatro pisos que se encuentra al lado). Según ha informado el jefe de la Policía Local, José Miguel Larraz, en las próximas horas “se deberá estudiar la situación y decidir qué se puede hacer con el árbol”, ya que puede suponer un peligro tanto para los viandantes como para los edificios que lo rodean, a pesar de la rápida actuación que ha evitado daños mayores pero que, lógicamente, es una solución preventiva y temporal.

Durante todo el día, el viento ha soplado muy fuerte en gran parte de la Jacetania, que se encontraba en alerta naranja por este fenómeno. Las rachas en Jaca han llegado a alcanzar los 94 kilómetros por hora (según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología a las 16.00 horas), superando gran parte de la tarde los 84 kilómetros por hora. A partir de las 21.00 horas, este fenómeno ha comenzado a remitir.

Por otra parte, no hay que olvidar que ya esta madrugada se esperan temperaturas bajo cero, con sensaciones térmicas de hasta menos cinco grados, en la Jacetania y el Alto Gállego, por lo que la AEMET ha activado la alerta amarilla, en este caso, por el descenso brusco de los termómetros.

Más información:

https://jacetaniaexpress.com/2017/11/06/continua-en-el-pirineo-aragones-la-alerta-por-fuertes-vientos-y-llega-una-bajada-drastica-de-las-temperaturas/