Una exposición ‘de altos vuelos’ para reivindicar la importancia de la historia de la aviación en Huesca

DSC03418
De izquierda a derecha, Berta Fernández, Susana Lacasa, Luis Ferreira y Olvido Moratinos. (FOTO: Rebeca Ruiz)

La exposición Cien años sobre el cielo de Huesca (1911-2011) aterriza en el Palacio de Congresos de Jaca para dar a conocer la historia de la aviación de la provincia. Un siglo de aventuras protagonizadas por algunos valientes pilotos como Gregorio Campaña que son ya historia de la aeronáutica de Huesca y cuyos vuelos se pueden disfrutar a partir de hoy en Jaca gracias a esta muestra que la Diputación de Huesca e Ibercaja, con la colaboración del Real Aeroclub de España y del Aeroclub Nimbus, ponen a disposición del público de manera gratuita hasta el próximo 29 de octubre.

La muestra está organizada por la Diputación Provincial, la Comarca de la Jacetania, el Ayuntamiento de Jaca, Turismo de Aragón, el Aeródromo de Santa Cilia y el Aeroclub Nimbus. En referencia a esta participación múltiple, la diputada provincial Berta Fernández, responsable del área de Cultura, ha puesto en valor durante la presentación “los excelentes resultados que solo se obtienen cuando se logra generar sinergias tan positivas como ésta entre lo público, lo privado y lo asociativo”.

La recopilación del material gráfico ha sido llevada a cabo por Luis Ferreira Escartín, autor del libro 100 años sobre Huesca y la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca, de cuyos archivos parten algunas de las fotos que hoy se pueden contemplar en la exposición. Colecciones privadas, así como las aportaciones del Archivo Histórico del Ejército del Aire y del Aeroclub Nimbus completan la muestra.

Durante la presentación, Fernández hacía hincapié en la labor de la Fototeca Provincial como garante del patrimonio documental, y agradecía al resto de las colecciones que han participado en la exposición que hayan sido depositadas en la Fototeca, donde ahora “son más accesibles a los investigadores, y por tanto tiene mucho mayores posibilidades de ser divulgadas y conocidas por la ciudadanía”. La muestra, que adentra al espectador en la historia de Huesca como pionera del vuelo sin motor, podrá disfrutarse hasta el 29 de octubre, de 19.00 a 21.00 horas, de forma gratuita en el Palacio de Congresos de Jaca. En total, se presenta medio centenar de fotografías, pero también documentos originales como revistas de antes y después de la guerra o planos auténticos del primer planeador que sobrevoló Huesca.

AVIACIÓN. Prueba de motor. Elías viñuales. Fototeca DPH
Prueba de motor realizada al día siguiente del único vuelo exitoso de Gregorio Campaña. El instante corresponde a la prueba de motor realizada momentos antes del que sería su último vuelo. Saso del Hospitalé
16 de septiembre de 1911.
Elías Viñuales. Fototeca DPH

Algunas de las fotografías que componen esta selección fueron tomadas por fotógrafos de reconocido prestigio dentro y fuera de nuestra provincia, como fueron Elías Viñuales, Vicente Plana o Mariano Gómez Zamora, cuyas obras ahora se encuentran conservadas entre los fondos de la Fototeca. Todos ellos, cada uno en su estilo y en su época, quedaron fascinados por la ilusión del hombre por alzar el vuelo, y es gracias a sus objetivos que existe hoy constancia de las hazañas de pilotos como Campaña, Ara o los hermanos Bescós. Nombres no muy lejanos en el tiempo que nos dan idea de lo especial que es la cultura aeronáutica en el Alto Aragón.

anuncio patricia

Tan solo ocho años por detrás del vuelo de los hermanos Wright, reconocido como el primer vuelo de la historia, en 1911 empezaban las primeras pruebas de aviación en Huesca, iniciando una larga tradición por la ilusión de volar que ha ido atrapando a muchos vecinos oscenses hasta hoy en día. La aviación en Huesca se desarrolló de manera diferente a otras ciudades españolas alejándose del rol de mera observadora de competiciones o exhibiciones, y favoreciendo que sus ciudadanos se hicieran partícipes y acabaran formando parte de su historia, especialmente en lo relacionado con la especialidad de vuelo sin motor, en la que gracias a la labor de pioneros como el Huesca Aeroclub y la escuela de Monflorite llegó a contar con reconocimiento a nivel mundial.

La exposición ofrece un viaje al pasado a través de uno de los medios de transporte más modernos que se conocen. No solo a través de las fotografías, sino también gracias a las distintas publicaciones, revistas de aviación, y documentos que se pueden apreciar en la exposición, entre los que destaca los planos originales del Osca, el primer velero que surco los cielos de Huesca, construido por Francisco Arnal en 1932.

P1020435_r2
ESCUELA 1943
Recuperando un “Baby” para un nuevo despegue
1943
Colección Jaime Julve

El director del Aeródromo de Santa Cilia, Luis Ferreira, destacaba el valor histórico de algunos de los documentos, y la esforzada labor tanto del aeródromo como del Aeroclub Nimbus por recoger el testigo de todos aquellos que han contribuido a la historia de la aviación en la provincia y que ahora se puede ver en la exposición: “Se recupera el espíritu de todas esas personas que creían en un sueño, el sueño de volar, y cuyas hazañas e intentos, muchas veces frustrados porque terminaban estrellándose, han hecho que hoy podamos disfrutar de esos grandes aviones que permiten desplazarse de un lugar a otro del mundo en unas horas y de todas las demás ventajas que ha traído consigo la evolución de la aviación para el progreso y el desarrollo de la sociedad actual”.

Así, entre algunos hechos destacados dentro de esta apasionante historia de la aviación en Huesca, en la muestra se recogen documentos gráficos relacionados con Gregorio Campaña; con los socios del Huesca Aeroclub -año 1931- o con el Grupo de Alerre (año 62), cuyos miembros lograron construir sus propios aviones y consiguieron que volaran.

82-OLTRA_352
“Osca”, CYPA 14, Anfänger, CYPA 14 y Falke observados por los aficionados locales sobre la ladera de Monflorite. Abril de 1936. José Oltra. Fototeca DPH.

La exposición Cien años sobre el cielo de Huesca pone el foco en los primeros cien años de historia del sueño de volar, pero la aviación es un mundo que sigue evolucionando. Susana Lacasa, consejera cultural de la Comarca de la Jacetania, resaltaba la importancia de esta exposición, que aunque nos ofrece una mirada al pasado, también nos devuelve al presente, “reconociendo el trabajo incansable que lleva realizando desde hace años el Aeródromo de Santa Cilia, haciendo difusión del deporte, dando visibilidad a la comarca desde el aire y acercando este deporte a personas con discapacidad”. Además, Lacasa ha resaltado que esta colaboración interinstitucional, para sacar adelante propuestas culturales como esta exposición, contribuye a “desarrollar territorio”.

En el acto también ha estado también la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jaca, Olvido Moratinos, quien ha animado a todos a visitar la exposición, especialmente al público infantil, para quienes el mundo de los aviones resulta especialmente atractivo. Moratinos coincidía en que se trata de “una muestra muy interesante que pone en valor nuestro territorio y da a conocer el Aeródromo de Santa Cilia, muchas veces desconocido en esta zona y que, sin embargo, es un referente a nivel internacional”.