El PAR plantea medidas para acabar con la avispa asiática tras detectarse en Salvatierra de Esca y el Valle de Hecho

LGuill
Lucía Guillén, diputada del PAR.

La diputada del Partido Aragonés en las Cortes de Aragón, Lucía Guillén, ha presentado una iniciativa en el Parlamento autonómico para impulsar una amplia batería de medidas con las que hacer frente a la presencia nuevamente detectada de la avispa asiática en Aragón.
Este insecto ha sido localizado con nidos, que fueron destruidos, en Salvatierra de Esca el pasado año y recientemente con gran número de ejemplares en el Valle de Hecho. La vespa velutina o avispa asiática es una especie exótica que no supone un daño especial para las personas pero actúa como voraz depredador de la abeja melífera local, de manera que pone en riesgo no sólo las explotaciones de apicultura aragonesas sino también la importante función polinizadora de la abeja para otros cultivos y plantas, además de que devora polen directamente. En consecuencia, la amenaza agrícola y ambiental es muy grave.
Por ello, Lucía Guillén, que es portavoz del Partido Aragonés en materia de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, propone a las Cortes instar a que el Gobierno de Aragón actúe “de manera decidida y efectiva frente a la llegada de la especie vespa velutina a nuestra comunidad autónoma, especie que amenaza los recursos naturales y económicos de Aragón”. Con ese fin, plantea a la DGA que establezca “un protocolo para la detección y control” de esta avispa y, a renglón seguido, se elabore y aplique un plan de acción específico contra la avispa asiática. Este plan sería el resultado de la colaboración con el CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón) y la Universidad, al objeto de “recoger los datos y la información” e “investigar la viabilidad de utilizar otros métodos de control más específicos y eficaces para el control de esta especie, como podrían ser, por ejemplo, métodos de control biológico”.
La iniciativa del PAR involucra a los afectados ya que demanda al Gobierno de Aragón que organice “jornadas informativas dirigidas al sector apícola” para transmitir las actuaciones que se desarrollen frente a la avispa asiática y “aquellas medidas que contribuyan a la prevención y defensa de sus colmenas” como podría ser “la posibilidad de repartir trampas y otros elementos de captura destinados a la prevención de los daños que esta especie pudiera causar”.
En la proposición registrada, el Partido Aragonés solicita así mismo que el Gobierno de Aragón se dirija al Gobierno central para preparar “una estrategia nacional que coordine las acciones oportunas con las distintas administraciones implicadas” en protección de la abeja melífera y “promover una investigación dirigida a descubrir una feromona específica de esta especie que permita atraer a estas avispas a una trampa, donde puedan ser exterminadas”.
Guillén se hace eco de “la preocupación lógica y necesaria entre los apicultores por el riesgo que supone esta especie, que se ha ido extendiendo después de que llegara hace más una década, en la carga de un barco proveniente de Asia al Sur de Francia. Contando con ellos, hay que prevenir de una vez y atajar que colonice nuevas zonas porque además, se sumaría a las enfermedades y la delicada situación que ya padecen las abejas, poniendo en peligro no solamente un sector productivo importante en el medio rural aragonés, sino el propio equilibrio de nuestra naturaleza. Hay que actuar ya, porque en otras comunidades han llegado a pasar de unos pocos nidos de avispa asiática a varios miles, perdiendo un tercio de la cosecha de miel”.