Preocupación, incertidumbre e impotencia en el CF Jacetano ante la renuncia de la tercera empresa a las obras del Oroel

DSC00387
El campo de fútbol presenta un estado preocupante desde hace años. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Preocupación e impotencia son las palabras que definen el sentir del Club de Fútbol Jacetano, al conocer la renuncia de la tercera empresa al contrato de las obras del Campo de Fútbol Oroel, después de que su presidente, Óscar Bara, recibiera la comunicación de esta circunstancia por parte del alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón.

La renuncia de la tercera empresa a la obra se conoce cuando el CF Jacetano ya ha disputado dos partidos de liga, inmerso en el calendario de temporada y pendiente de la esperada reforma del campo de fútbol, de cuyo comienzo nadie aventura posibles fechas ni siquiera de forma aproximada. Según explicaba su presidente, “no sabemos muy bien qué va a pasar ahora”, pero los retrasos y la demora en la adjudicación, cuando se preveía en un primer momento que el Campo del Oroel estuviera listo para esta temporada, está causando numerosos perjuicios al club. “Y eso que todavía no ha llegado el mal tiempo y no ha llovido”, una situación que, en el estado en el que se encuentran actualmente las instalaciones, pondría en entredicho la celebración de encuentros en el campo de fútbol jacetano.

De hecho, en estos momentos, la situación del terreno de juego del Oroel deja mucho que desear (y eso sin hablar de los vestuarios). El hecho de estar pendientes del comienzo de las obras llevaba a que este año, al contrario que en otras ocasiones, no se realizaran trabajos para mantener o resembrar la hierba, por lo que en estos momentos la situación ya es crítica. Hasta tal punto que, tal y como explica el presidente del FC Jacetano, la práctica deportiva en el Campo del Oroel contempla importantes riesgos para los deportistas (ya se han registrado dos lesiones de rodilla esta temporada).

Además, lo peor es “la imagen” que se está dando de Jaca en el exterior, señala Bara, quien teme que finalmente, todas las demoras que se están dando en el procedimiento, lleven a que las obras no se puedan ejecutar hasta avanzada la temporada.

21740056_1726839504001218_8535325431058990509_n

Actualmente, se sigue el proceso administrativo para ver qué sucede con la siguiente empresa (ya sería la cuarta), si es capaz de cumplir los requisitos que se exigían en el concurso para el contrato de las obras de reforma del Oroel o finalmente renuncia al proyecto como las anteriores.

Según explican los expertos de algunas empresas especializadas en este sector, los problemas se derivan por el tipo de hierba artificial que se ha incluido en la adjudicación ante la condición contemplada por el Ayuntamiento de que pudiera servir también para la práctica del rugby en el campo del Oroel, lo que, de acuerdo con las fuentes consultadas, ha encarecido el proyecto en unos 70.000 euros (10 euros más caro por metro cuadrado por 7.000 metros) para que pudieran celebrarse competiciones de la máxima categoría, lo que tampoco se conseguirá, a pesar de haber gastado más dinero porque el campo no tiene las dimensiones necesarias para que los organismos deportivos lo homologuen para practicar el rugby de máxima categoría internacional, según cuentan los técnicos, como parece ser que se pretende desde el Ayuntamiento ante la serie de condiciones del tipo de hierba que se ha obligado a certificar para poder ejecutar la obra.

El retraso se está produciendo porque ninguna de las empresas que ha licitado a la baja, que son sólo constructoras, cuenta con las certificaciones necesarias del tipo de hierba artificial que hace falta para cumplir las condiciones establecidas por el Ayuntamiento jaqués, y mucho menos al precio que han licitado. Por lo tanto, desgraciadamente, a juicio de los expertos, el retraso puede continuar hasta que llegue la empresa que pueda hacerse cargo de la instalación del césped artificial en el Oroel.

A finales de agosto, el CF Jacetano se hacía eco de la intranquilidad surgida en la ciudad como consecuencia del retraso en las obras en el Oroel, “que al principio se prometieron para mediados del mes de junio y estamos a finales de agosto sin conocer el inicio de las mismas; la información que llega es muy escasa, que además de la bendita burocracia, que esta reñida con el tiempo, se añade este mes en el que casi todo se para. Esperemos que sea sólo por eso…”, lamentaba entonces el club.

Más información sobre las obras del Oroel:

https://jacetaniaexpress.com/2017/02/28/el-cesped-artificial-del-oroel-el-primer-paso-de-una-gran-ilusion/