Éxito de la Feria Aragonesa de la Biodiversidad Agrícola de Embún

Plaza.01_VIII FABA_Embun_2017
El público siguió con atención las actividades de la feria.

Las calles y plazas de Embún, municipio de la Comarca de La Jacetania, conocido principalmente por sus boliches, se llenaron de personas y semillas este fin de semana al celebrarse la VIII Feria Aragonesa de la Biodiversidad Agrícola. La feria contó, como viene siendo habitual, con un gran número de actividades relacionadas con la agricultura y el medio rural, las variedades locales y la cultura tradicional asociada a las mismas.
El fin de semana dio comienzo con la presentación de la Red de Semillas de Aragón y la inauguración de las exposiciones fotográficas Orquídeas y mariposas y Naturaleza en Embún. Seguidamente, los participantes se adentraron en la huerta, de la mano de Ramón Aljibe, hortelano de la cooperativa La Sazón, quien contó su experiencia en el cultivo de hortalizas de variedades locales para su posterior comercialización. Acabada la charla, se organizó una cena de traje, para compartir los platos de cada casa, antes de iniciar una ronda por las calles del pueblo.

Demostracion boliche.04_VIII FABA_Embun_2017
Demostración de los boliches de Embún.

El sábado se inauguró la feria y empezó el ajetreo: actividades infantiles por un lado y por otro, se podía elegir entre el taller de extracción de semillas y el taller de injertos. Mientras tanto, la mesa informativa de la Red de Semillas de Aragón no dejaba de recibir gente para ver la exposición de variedades locales y hacerse con algunas semillas, muchas de ellas donadas por el Banco de Germoplasma de Especies Hortícolas de Zaragoza.
Al rato empezaron las catas de variedades locales. Ismael Ferrer, cocinero y divulgador de Alimentación del Presente y Cristina Mallor, investigadora del CITA, dirigieron la de pepino, y en la de manzana estuvo Gemma Echeverría, investigadora del IRTA. En ambas se valoraron características como la textura, el sabor y el aspecto visual.
Antes de comer, tuvo lugar por parte de los y las habitantes de Embún una demostración de manejo de boliche y de palotiau. Una vez acabado, se pudo disfrutar durante la comida de unos deliciosos boliches de Embún.
Acabada la comida, se organizó un café-tertulia para aquellas personas de la zona que quisieron compartir sus experiencias e iniciativas y debatir juntos y juntas sobre cómo uno puede fomentar el uso de las variedades locales.
A continuación, tuvo lugar una mesa redonda sobre frutales de montaña, con diferentes expertas/os en la materia de diferentes procedencias. Investigadores y fruticultores de variedades locales de las redes de semillas compartieron con todos los y las asistentes sus conocimientos.

 

Para finalizar, se amenizó la noche a ritmo de la batucada Truca Saka Laka por las calles del pueblo, antes de la cena y del concierto de D’Vuelta.
Se inició el domingo con un paseo guiado para conocer la flora local y las zonas de huertas. A la vez, daba comienzo el mercado artesanal y agroecológico con unos 25 puestos muy variados.
Durante esta misma mañana, se explicaron los ensayos agronómicos realizados estos últimos años desde la Red de Semillas de Aragón, tras lo cual tuvo lugar la mesa de sabias y sabios agricultores, momento muy especial en la feria, en la que se da voz a las personas que llevan años y años cultivando variedades locales, guardando semillas, continuando tradiciones, conservando un conocimiento y una cultura ligada al territorio y que no se quiere llegar a perder. La feria finalizó con una degustación de variedades locales, amenizada con el cantautor Jorge Senar.
La Feria Aragonesa de la Biodiversidad Agrícola organizada por la Red de Semillas de Aragón, este año en Embún, y que contó con la implicación activa de los vecinos de Embún, del Ayuntamiento de Valle de Hecho y de la Comarca de La Jacetania, volvió a ser un éxito en el que se mezclan los habitantes de un territorio con las personas defensoras de la biodiversidad agrícola, en una simbiosis muy nutritiva y esperanzadora.