Más de 1.500 firmas, a favor de que se estudie un trazado alternativo a la variante de Jaca

IMG-20170820-WA0002

Mesa informativa del pasado sábado en el Banco de la Salud.

por Rebeca Ruiz

Más de 1.500 firmas ha recogido ya la Asociación Jaca Sin Perder el Norte –cuando aún no ha terminado la campaña- respaldando su petición al Ministerio de Fomento para que estudie otros trazados alternativos al planteado actualmente para la variante de Jaca, que unirá las autovías A21 y A23 por el norte de la ciudad, y para que conceda una moratoria a la construcción de esta nueva infraestructura.

La Asociación Jaca Sin Perder el Norte volvía a salir a la calle este fin de semana, en la zona del Banco de la Salud, para recabar el respaldo de la sociedad a su oposición al trazado actual de la variante de Jaca y para informar de que existen otras alternativas que, según explican sus miembros, minimizarían los efectos y el impacto de la futura variante. La campaña tiene como objetivo dar a conocer el trazado alternativo que el colectivo de afectados propone al Ministerio de Fomento y que supone, según explica la asociación, un punto de partida para considerar otras alternativas que no tengan tanto impacto como la actual.

IMG-20170820-WA0001Este trazado alternativo discurriría por el sur de la ciudad a lo largo de 10,3 kilómetros y uniría Abay con Guasa “sin pasar directamente por la zona urbana de Jaca y con mucho menos impacto”, explican los afectados.

A través de las firmas, piden  “el estudio y el debate en los órganos municipales de Urbanismo, Obras, Servicios y Medio Ambiente y el Pleno Municipal de los daños colaterales del trazado aprobado, así como la valoración de alternativas que potencialmente optimicen los recursos económicos, minimizando los daños citados”. Todo ello, acompañado por la creación de proceso de participación ciudadana que pueda dar voz a los afectados por esta obra.

Su iniciativa se justifica en que el actual trazado conlleva “la pérdida de valores históricos y antropológicos de los alrededores de Jaca”“la alteración paisajística y medioambiental”“la no valoración de alternativas que impliquen un potencial menor coste para el erario público” y “las afecciones a la salud, al ocio, al deporte y al propio equilibrio psicocoespiritual”.

La asociación ha anunciado que seguirá “trabajando intensamente” en la misma línea, “organizando más actividades en los próximos meses”, así como nuevas mesas informativas cuya celebración se anunciará próximamente.