David Orna, de Mayencos, continúa con su preparación para acometer la ascensión al Manaslu

David-en-Alpes-1
David Orna, en Los Alpes.

David Orna sigue imparable con su preparación para acometer la ascensión al Manaslu este próximo otoño. Tras su regreso de los Alpes, donde ha permanecido junto con un compañero durante unos días, relata su experiencia desde el Club Pirineísta Mayencos. Debido al estado de la montaña, no han podido realizar plenamente sus objetivos, pero finalizan satisfechos por haber podido desenvolverse durante este tiempo en terreno alpino y en altitud.

La nieve caída en la zona estos últimos días ha dejado la montaña en un estado muy peligroso, con riesgo de aludes, como puede apreciarse en las imágenes que remite Orna.

Los dos deportistas intentaban el Diente del Gigante, de lo que tuvieron que desistir por estar recién nevado y con hielo en la parte más delicada de la antecima. Seguidamente, se desplazaban al Refugio de los Cósmicos, por el Valle Blanco, para intentar el Montblanc, teniendo que abandonar, también por aludes, a los 4000 metros de altitud que tiene el Hombro del Tacul.

No siempre la montaña está en las mejores condiciones para abordarla y un abandono a tiempo siempre es una victoria. No obstante, en esta ocasión se ha regresado con un buen sabor de boca, al ir acumulando experiencias de altura.