Jaca enmudece para condenar el terrorismo

DSC01637.JPG

Jaca se ha volcado en repulsa al terrorismo y en solidaridad con las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

Cientos de personas secundaban, este mediodía, la concentración convocada por el Ayuntamiento de Jaca en repulsa del terrorismo y en solidaridad con las víctimas de los atentados de Barcelona y Tarragona, que conmocionaban a toda la sociedad en las últimas horas y que han dejado, al menos, 14 muertos y más de un centenar de heridos. Durante cinco minutos, la ciudad enmudecía en señal de repulsa ante estos actos criminales.

El alcalde de la ciudad, Juan Manuel Ramón, acompañado por otros miembros de la Corporación Municipal, se dirigía a los presentes agradeciendo la atención al llamamiento del Ayuntamiento de Jaca y la Federación de Municipios y Provincias ante “la amenaza” de los terroristas. “Por desgracia, nuestra sociedad lleva años sufriendo diferentes tipos de terrorismo, pero eso no hace que nos acomodemos o que no nos dejemos de consternar por lo que ocurre no sólo en nuestra sociedad, si no en otras”, recordaba el alcalde. “Nos hemos concentrado para solidarizarnos con otros pueblos, con otros países que han sufrido el azote el terrorismo, y hoy nos ha tocado a nosotros”. Eran las palabras con las que se dirigía el primer edil a los cientos de personas que se han concentrado en la Calle Mayor, en una respuesta unánime de apoyo a las víctimas de los sucesos de Cataluña, entre las que se encontraban  representantes de todas las fuerzas sociales, culturales y políticas de la ciudad.

Para el alcalde de Jaca, “estamos en una batalla, y nosotros tenemos armas: nuestra arma es estar hoy aquí. Por eso, os agradezco profundamente que hayáis venido. Nuestra arma es seguir siendo tolerantes frente a la intolerancia, porque no olvidemos que los que atentan intentan imponer la intolerancia. No tienen que conseguir cambiarnos, aunque todos tengamos el impulso, en momentos como éste, de generalizar”. Juan Manuel Ramón hacía un llamamiento a “seguir creyendo en la democracia” y destacaba el papel “de las fuerzas de seguridad, que evitaron que la catástrofe fuera mayor”, ante cientos de personas visiblemente emocionadas y consternadas con lo sucedido. Una muestra, para el alcalde, de que “nuestra sociedad está preparada para solidarizarse con las víctimas, pero también para luchar contra el terrorismo” llamando a la población “reflexionar sobre el hecho de que la violencia nunca es la solución” durante los cinco minutos de silencio, a los que han puesto fin los aplausos de los presentes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.