Interés y expectación en Jaca ante la postura y el trazado alternativo que defienden los afectados por la variante

DSC01566

Mesa informativa en la puerta de la Catedral. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

La Asociación Jaca Sin Perder el Norte ha salido a la calle con la intención de dar a conocer a la sociedad jacetana y a los visitantes que durante estos días llegan a la ciudad los inconvenientes del actual trazado de la variante que unirá las autovías A-21 y A-23. Asimismo, la campaña tiene como objetivo dar a conocer el trazado alternativo que el colectivo propone al Ministerio de Fomento y que supone, según explican sus miembros, un punto de partida para considerar otras alternativas que no tengan tanto impacto como la actual.

De esta manera, se ha instalado una mesa informativa en la Plaza de San Pedro, en la entrada de la Catedral de Jaca. Allí, la asociación recoge firmas y reparte laurel de las huertas de los afectados y chapas reivindicativas entre los que se acercan a interesarse por su causa, que son muchos. Su intención es mostrar el rechazo de la sociedad al trazado de la variante norte por “la pérdida de valores históricos y antropológicos de los alrededores de Jaca”, “la alteración paisajística y medioambiental”, “la no valoración de alternativas que impliquen un potencial menor coste para el erario público” y “las afecciones a la salud, al ocio, al deporte y al propio equilibrio psicocoespiritual”.

Por ello, piden firmas para solicitar “el estudio y el debate en los órganos municipales de Urbanismo, Obras, Servicios y Medio Ambiente y el Pleno Municipal de los daños colaterales del trazado aprobado, así como la valoración de alternativas que potencialmente optimicen los recursos económicos, minimizando los daños citados”.

Además, proponen que se habilite un proceso de participación ciudadana para la valoración objetiva de un trazado alternativo, “con menor afección para los ciudadanos y muy probablemente para las arcas públicas”, y “la paralización del trazado actual de la variante hasta la realización de un nuevo estudio de impacto ambiental y la justa y objetiva ponderación del trazado alternativo propuesto”.

Hay que recordar que el trazado alternativo discurre por el sur de la ciudad, y se trata de un trazado de 10,3 kilómetros, dibujado con el recurso Iberpix4 del Instituto Geográfico Nacional, que quiere demostrar que es posible conectar las localidades de Abay Guasa sin pasar directamente por la zona urbana de Jaca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El trazado propuesto, “principalmente, no impacta directamente en la ciudad de Jaca, ni en los paisajes de las huertas del Aragón, no pasa por el río Gas, no afecta a Oroel y es posible que tenga un coste mucho menor que el trazado actual”, explica Federico Fillat, mostrándolo como “el inicio de un diálogo que podemos ampliar con los expertos de Fomento y poder decidir, en cada momento, cuál es el trazado mejor para unir los puntos de los que partimos” en la alternativa, que fue presentada el pasado viernes a los medios de comunicación. “No se trata de enfrentar al sur y al norte, ya que hay afectados que tienen propiedades en las dos partes, si no de analizar racionalmente el impacto global para la ciudad de Jaca”, desde el punto de comunicación acústica, visual, de paisajes e, incluso, desde la salud pública, recuerdan los afectados por el actual trazado.

Durante toda la mañana, la acción informativa se ha desarrollado con gran éxito. Incluso se ha dispuesto un espacio para los más pequeños, que, al ser menores, no pueden firmar, pero sí expresar mediante dibujos su rechazo a la variante. Esta exposición pública se enmarca en el calendario de movilizaciones de los afectados por la variante, que se retomaba este domingo con una mesa informativa en el Banco de la Salud.