Expectación en Jaca ante La Fura dels Baus, la propuesta más vanguardista del Festival en el Camino de Santiago

DSC01446.JPG

La Fura, junto a Luis Calvo (director del FICS), la diputada Berta Fernández y el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

El Palacio de Congresos de Jaca acogerá, esta tarde, el espectáculo Free Bach 212 de La Fura dels Baus, uno de los más esperados del ciclo de conciertos del XXVI Festival Internacional en el Camino de Santiago. De hecho, todas las entradas están agotadas desde hace días, lo que da muestra de la expectación generada por la compañía.

La Fura dels Baus es excentricidad, innovación, adaptación, ritmo, evolución y transgresión. La inquietud y la necesidad constante de explorar nuevas tendencias artísticas han desarrollado, mediante un proceso de creación colectiva, un lenguaje, un estilo y una estética propios. Miki Espuma (Miquel Badosa) es uno de los seis directores artísticos de la compañía catalana de teatro La Fura dels Baus (junto a Pep Gatell, Jürgen Müller, Àlex Ollé, Carlus Padrissa y Pera Tantiñá). Junto a David Cid, son el alma mater -coodirección, idea y guión- de Free Bach 212, el espectáculo que se podrá disfrutar dentro de unas horas en Jaca.

Free Bach 212 versiona una de las 25 cantatas  profanas de Bach, en el marco de la vida campesina y en torno a una figura caciquil y a las danzas populares alemanas -una versión libre de la Baukernkantate o Cantata de los Agricultores, presentada en forma de performance-concierto de música y danza). Es un espectáculo en el que se comenzó a trabajar en 2015, a partir del conocimiento de la obra de Bach, “un músico muy pionero” que ha permitido a La Fura sacar adelante un proyecto que, tanto Miki Espuma como David Cid, consideran “muy mágico, donde todo ha encajado”. Es, además, una cantata inusual -lo normal es que este tipo de composiciones tuviera 12 partes y, en este caso, tiene 24, que La Fura ha adaptado a 32-. Es la vanguardia de la vanguardia, un espectáculo que, sin duda, volverá a sorprender a quien lo disfrute, como suele suceder con los proyectos, en ocasiones transgresores, de la compañía.

DSC01433
Miki Espuma y David Cid, durante la presentación del espectáculo a los medios. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Miki Espuma resaltaba, en la presentación de Free Bach 212 en Jaca, la incorporación de la cantaora flamenca Mariola Membrives y del bailarín Miguel Ángel Serrano al proyecto, sin olvidar el ensemble barroco Divina Mysteria y el trabajo del escultor Fernando Bravo. El resultado, explican sus impulsores, es “un espectáculo muy optimista y muy positivo, en un momento en el que nos estamos volviendo todos un poco trascendentales”.

La Fura dels Baus debe adaptar sus proyectos a los distintos espacios escénicos que, a lo largo de más de 40 años, han servido de marco para sus propuestas. En la memoria de todos está la gran ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, entre otros muchos, pero también sus trabajos pueden desarrollarse plenamente en lugares más íntimos, más reducidos, como es el caso del Palacio de Congresos. En cualquier caso, el calado en el público es la característica principal de sus espectáculos, que no dejan indiferente a nadie. Así, en un primer momento, en el caso de Jaca, se valoró la posibilidad de la Ciudadela para poner en escena este Free Bach 212, si bien finalmente se descartó esta opción.

La adaptación a los distintos proyectos no supone un handicap para la compañía, si no que, al contrario, supone una evolución que hace que, a lo largo de todos estos años, haya ido “mejorando en calidad, con una renovación contínua en la búsqueda de nuevas formas par disfrutar y descubrir la música”. Por eso, para Cid, Free Bach 212 es “el mejor homenaje que le podemos hacer un maestro del siglo XVIII, cuya obra nos demuestra que en aquel momento ya existía este espíritu de improvisación”, tan de vanguardia en el panorama actual.

En estos momentos, La Fura dels Baus trabaja en la consolidación de Epyca (Espacio de Producción y Creación Artística), un lugar de encuentro en Santa Coloma donde la compañía pretende perpetuar su legado y compartir sus experiencias y proyectos con nuevas generaciones de artistas.

Berta Fernández, diputada provincial de Cultura, aseguraba que “puede parecer un poco extremo” el hecho de introducir una propuesta como la de La Fura dels Baus en un festival de música antigua. Algo que no es así, si se tiene en cuenta el hecho de que la compañía ya tiene en su haber cerca de medio centenar de óperas, “garantía” más que suficiente de un conocimiento profundo de este lenguaje artístico.

DSC01437
Berta Fernández, Miki Espuma, David Cid, Juan Manuel Ramón y Luis Calvo. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Fernández asegura que “desde la Diputación siempre hemos apostado por la diversidad”, y señala que no se debe olvidar que, “durante muchos siglos, las novedades artísticas y las vanguardias del resto de Europa entraron, precisamente, por el Camino de Santiago”.

Por su parte, el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, destacaba la importancia de la celebración en Jaca del Festival en el Camino de Santiago, que a lo largo de 26 ediciones ha conseguido “una fidelidad del público muy importante”.

En este sentido, cabe destacar el balance “muy positivo” de la presente edición del festival, que, cuando apenas se alcanza un tercio de su programa, ya ha logrado el lleno total en todos los conciertos realizados y un 10% más de público en la Exposición de Instrumentos Sagrados del Museo Diocesano de Jaca. Los datos de 2016 arrojaban una cifra de 13.000 personas y en estos momentos ya se contabilizan más de 5.000, por lo que desde la organización se muestran “muy satisfechos”.