La belleza mágica del violonchelo como solista invade la Iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós

IMG_8321

El violonchelista Josetxu Obregón actuó la noche del pasado miércoles en la Iglesia de Santa María de Santa Cruz de la Serós, en el cuarto de los conciertos del XXVI Festival Internacional en el Camino de Santiago que organiza la Diputación de Huesca, compartiendo un directo sobrio, elegante, didáctico y ejemplar, en el que interpretó una cuidada selección de obras gracias a su violonchelo barroco, original de la época, “que carece de pica y utiliza cuerdas de tripa y un arco característico”, para recrear la música como se escuchaba en su tiempo, con el sonido, la articulación y todos los demás elementos estilísticos propios del período en que nació.

En medio de una gira, recién llegado de Suiza y saliendo el jueves hacia Noruega, las bellas y calculadas composiciones de Josetxu Obregón mostraron en Santa Cruz de la Serós la evolución del repertorio para el violonchelo barroco desde su origen, “cuando en el seicento los violonchelistas Domenico Gabrielli y Giovanni Battista Vitali otorgaron al violonchelo, por primera vez en la historia, el papel de instrumento a solo; hasta el apogeo al que Johann Sebastian Bach llevó al instrumento con las 6 Suites para violoncello solo, verdaderos monumentos de consumada maestría y gran unidad formal”, destaca el intérprete. El programa se completaba con obras de otros compositores, como Francesco Paolo Supriano o Giuseppe Maria Dall’Abaco.

La Basílica italiana de San Petronio de Bolonia, donde había sido coronado como emperador Carlos V por el papa Clemente VII, tuvo durante el siglo XVII una Capilla musical en cuya plantilla de violoni figuraron notables músicos como Giovanni Battista Vitali y Domenico Gabrielli que, junto a otros violonchelistas, llevaron por primera vez al violonchelo, hasta entonces ocupado solamente del bajo continuo, al papel de instrumento solista.

Por su parte, Johann Sebastian Bach fue el genial artífice de las Suites para violonchelo que constituyen la cumbre de la música a solo para este instrumento y que fueron creadas cuando el compositor ejercía como Maestro de Capilla en la Corte alemana de Köthen, al servicio del Príncipe Leopold, entre 1717 y 1723. “Durante este período compone sus más grandes obras instrumentales, como los Conciertos de Brandenburgo, porque este aristócrata era un gran aficionado a la música y tocaba la viola da gamba”, destaca Obregón.

IMG_8384

Obregón y La Ritirata

Creador y director artístico del grupo español La Ritirata, Josetxu Obregón cree que se vive un momento de auge de los movimientos historicistas “y parece que el público cada vez valora más escuchar este tipo de músicas interpretadas con los instrumentos correspondientes a su época, lo cual permite que a pesar de la fuerte crisis que hemos vivido en el sector cultural, siga con una incesante actividad concertística”.

Con muchos proyectos y giras al frente de La Ritirata, en el campo discográfico Josetxu Obregón destaca la remasterización con Glossa de los tríos op.34 de Boccherini “que grabé junto a Hiro Kurosaki y Lina Tur Bonet, siguiendo los últimos y exitosos lanzamientos discográficos de La Ritirata ‘The Cello in Spain’, un recorrido por el repertorio para violoncello en la España del s.XVIII, así como ‘Antonio Caldara: The Cervantes Operas’, sobre las dos óperas de temática cervantina que compuso Antonio Caldara, y con la presencia de los solistas María Espada, Emiliano González-Toro y João Fernandes”.

Programa para el viernes, 11 de agosto

Este viernes, 11 de agosto, le toca el turno a La Serenissima Pietà. Música religiosa de los siglos XVII y XVIII  en la Serenísima República de Venecia, con la soprano María Eugenia Boix. La cita es en la Iglesia de Santa María de  Santa Cruz de la Serós, a las 22.30 horas.
La Serenísima República de Venecia fue un estado independiente a orillas del mar Adriático, que existió desde el siglo IX y hasta el año 1797 en que cayeron bajo el dominio del ejército napoleónico, y cuya capital fue la actual ciudad de Venecia.

En el programa de este viernes, se recogen algunos de los mejores ejemplos del florecimiento musical que se produjo en el período barroco en aquella región, a través de los músicos e intérpretes que allí vivieron y trabajaron. La devoción religiosa y la piedad de estos artistas sirvieron como fuente de inspiración para la creación de algunas de sus mejores composiciones, ya que la ópera y la música sacra proporcionaban el sustento vital a la mayoría de los músicos del barroco italiano.

11 Serenissima

Eugenia Boix, soprano
Natural de Monzón. Obtiene el título Profesional en su ciudad natal y Premio Extraordinario Fin de Carrera en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca. Realiza un postgrado de canto en la Escola Superior de Música de Catalunya y un máster de Lied en el Conservatoire Royal de Bruxelles. En 2007 gana el 1er premio en las Becas Montserrat Caballé-Bernabé Martí. En junio de 2012 es semifinalista en el prestigioso concurso Operalia, organizado por Plácido Domingo, realizado este año en Pekin. Ha cantado en numerosos oratorios y recitales con piano, cuerda pulsada, orquesta y grupos de música antigua en Francia, Italia, Suiza, Austria, Alemania, Rusia, Polonia y América. Ha realizado grabaciones para Radio Nacional de España, Radio Clásica, Catalunya Música, emisoras de música clásica de Portugal y Austria, la BBC y Medicitv.

Guillermo Turina, violonchelo barroco
Comenzó sus estudios de violonchelo a la edad de tres años con la profesora Arantza López siguiendo el método Suzuki. Continuó su preparación con María de Macedo y con Miguel Jiménez, hasta que ingresó en el Conservatorio Superior de Música de Aragón, donde realizó el grado superior de música, en la especialidad de violonchelo. A lo largo de su carrera ha sido violonchelo principal de orquestas como la Joven Orquesta Nacional de España, la Jeune Orchestre Atlantique, la Nederlandse Orkest Ensemble Academie o la European Union Baroque Orchestra. Colabora habitualmente con agrupaciones nacionales e internacionales como Sphera Antiqva, cia, Bélgica, Luxemburgo y Alemania. Es miembro fundador de la agrupación Academia de las Luces y miembro de los grupos ATRIUM ensemble, La Tempestad y Paperkite.

Tomoko Matsuoka, clavecín
Nacida en Tokio, Japón, se graduó en clave con mención de honor en el Conservatorio de Música G. Verdi de Como en Italia. Comenzó a estudiar piano en su niñez, y clave a los 17 años. En 1999 se trasladó a Milán, donde estudió clave y música de cámara en la Scuola Musicale di Milano. Suiza. Ha acompañado a cantantes como Emma Kirkby y Roberta Mameli. Desde 2011 reside en Barcelona, donde estudió en la Escola Superior de Música de Catalunya con el programa Erasmus. Desde 2014 es correpetidora en el departamento de música antigua de la ESMUC.