Cerca de 605.000 euros para acondicionar el laboratorio de descontaminación del lindano en Pirenarium

IMG_20160505_133652656_HDR.jpg
Pirenarium albergará el laboratorio de descontaminación de lindano. (FOTO: Rebeca Ruiz)

El Consejo de Gobierno ha autorizado al Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad un gasto plurianual de 604.670 euros para la ejecución de las obras de acondicionamiento de las instalaciones de Pirenarium en Sabiñánigo (Huesca), donde se ubicará el laboratorio de referencia en trabajos de descontaminación de lindano.

Actualmente, el laboratorio de Bailín, donde se realizan las analíticas de agua del río Gállego,  está soportando una alta carga de trabajo de unas 350 a 400 muestras mensuales que obliga a mejorar sus instalaciones. Además, es necesario crear líneas independientes de muestras segregadas  para tener la mayor fiabilidad de los resultados posible.

Este nuevo laboratorio se plantea como la primera piedra de un futuro centro de referencia de la lucha contra los Contaminantes Orgánicos Persistes (COPs), con el objetivo de transformar el reto de la gestión de los residuos de la fabricación de lindano en una oportunidad de desarrollo en el municipio y alternativa al actual modelo sustentado en empresas químicas convencionales.

La construcción de estas complejas instalaciones requiere un plazo de ejecución amplio que permita la concurrencia sucesiva de los distintos gremios. Entre las diferentes actuaciones, será necesaria la segregación y depuración de las aguas utilizadas en el laboratorio para la limpieza de los utensilios, instalaciones de suministro de gases para el funcionamiento de los cromatógrafos, control de la atmósfera del laboratorio para evitar la contaminación externa e interna y mobiliario especializado de laboratorio.

imagenes_IMG_6667_f8c687d4

Momento de la firma del acuerdo sobre el lindano.

Acuerdo con la Universidad

Por otra parte, el consejero de Desarrollo y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona y el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral firmaban esta mañana un convenio marco para la gestión, destrucción o modificación irreversible de residuos producidos con la fabricación de lindano y contaminantes orgánicos persistentes (COP). Junto a ellos ha estado presente en el acto la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría.

El tratamiento in situ de los residuos del lindano y su destrucción total es un problema cuya solución completa y definitiva, con la tecnología actualmente disponible, sólo puede contemplarse a largo plazo y depende del esfuerzo y del acierto en I+D+i.

Para el consejero Joaquín Olona nos encontramos ante “el problema medio ambiental más grave que tiene Aragón.” Sin embargo, considera que el problema debe de suponer “una oportunidad en el ámbito de la innovación y el conocimiento porque no es un problema solo de Aragón”. En este sentido, ha agradecido a la Universidad de Zaragoza el apoyo demostrado a través de este convenio, puesto que “no tendría sentido reclamar la implicación de la comunidad científica a nivel nacional e internacional, si no existiera esa implicación desde nuestra universidad”.

El convenio marco firmado por ambas instituciones permite la formación de grupos de investigación y la colaboración en diversos campos, como son el estudio del estado de la catálisis para la destrucción o transformación irreversible de residuos de la fabricación de lindano en productos más inocuos, la realización de análisis químicos, la edición de publicaciones, y la celebración de encuentros, jornadas y congresos. Asimismo, se prevé la colaboración en actividades de investigación, desarrollo e innovación; y el apoyo y asesoramiento para acudir a convocatorias públicas de financiación.

Con este objetivo, la Universidad de Zaragoza pondrá a disposición del Gobierno de Aragón el uso de sus equipamientos científicos. José Antonio Mayoral ha anunciado que ya hay dos grupos de investigación trabajando en este tema y anima a la comunidad científica “a pedir proyectos sobre la búsqueda de soluciones a la descontaminación de lindano, que ayudarán a poner el problema en la agenda de instituciones nacionales e internacionales”.

Por su parte, Pilar Alegría también ha mostrado su satisfacción por la firma de este convenio y la importancia de que “la ciencia entre a resolver problemas tan importantes como al que nos enfrentamos” y ha recordado la buena voluntad política y la estrecha relación con la Universidad de Zaragoza para afrontar este reto.

El convenio tiene una duración de cuatro años, pudiendo ser prorrogado por otros tantos. Asimismo, en el caso de ser necesario, podrán desarrollarse convenios específicos en los que podrán participar otras entidades.

El lindano es el nombre comercial de un insecticida organoclorado (isómero gamma HCH) que se utilizó en agricultura y ganadería, y también contra los piojos o la sarna en el ser humano. En su fabricación se producían otros isómeros de HCH, que constituyen un residuo peligroso. La contaminación por lindano y residuos asociados en la cuenca del río Gállego es el problema ambiental más grave al que se enfrenta Aragón.

Para combatir este problema, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha tres comités (científico, social e institucional), ha elaborado un plan estratégico a 25 años y ha creado la Unidad de Gestión para la Descontaminación Integral del Lindano, que se ocupa de la gestión, el seguimiento, el control, la investigación y comunicación de esa descontaminación.