Las piscinas de Sabiñánigo ya son totalmente accesibles con la incorporación de una nueva silla adaptada

IMG-20170711-WA0001

Lasierra y Acín, en la presentación de la nueva dotación.

por Rebeca Ruiz

Las piscinas municipales de Sabiñánigo ya son totalmente accesibles, después de que el Ayuntamiento de la localidad haya instalado una silla adaptada que permitirá introducirse en el vaso de las instalaciones del Parque a personas discapacitadas o con movilidad reducida.

El alcalde de Sabiñanigo, Jesús Lasierra, y el concejal de Deportes, Jorge Acín, presentaban este martes la nueva dotación, que ha requerido una inversión de 6.000 euros, y con la que se completa de este tipo de equipamientos a todas las instalaciones públicas de la ciudad. Las piscinas climatizadas ya son accesibles desde hace varios años y en Puente Sardas hay una silla similar desde hace tres temporadas.

Con esta dotación, el Ayuntamiento continúa trabajando por la integración de los ciudadanos y facilitando la accesibilidad a personas con problemas de movilidad. De hecho, la silla adaptada tiene la función de que estas personas puedan bañarse, ya que las instalaciones cuentan con rampas y otros sistemas que facilitan el acceso hasta los vasos. Acín explicaba que, con esta dotación, “se da respuesta a una reivindicación ciudadana de hace años”.

Por otra parte, se presentaban también los trabajos y adecuación que se han realizado en el Paseo Cola Cao, un circuito verde que discurre por la zona de La Corona y que estaba deteriorado por cuestiones de paso y meteorológicas. En total, se ha actuado en una extensión de unos 400 metros, dejando el camino en perfectas condiciones para su uso y disfrute.

Los trabajos han ascendido a 15.000 euros y se enmarcan en las actuaciones incluidas en el  Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la localidad, entre cuyos puntos destaca la creación de un cinturón verde. Con esta acción, se da un paso adelante en la consolidación de este circuito natural que rodeará Sabiñánigo.

Para completarlo, queda pendiente la zona de la Tulivana, donde ya se está trabajando con otras administraciones para mejorar el camino en los puntos inundables. Asimismo, ya están programadas actuaciones que se llevarán a cabo en el futuro, una vez que esté concluida la autovía, todo ello con el objetivo de crear, de cara a los próximos años, este gran sendero verde que rodee la ciudad y que sirva de lugar natural de esparcimiento para  los vecinos de Sabiñánigo y los visitantes que lleguen a la localidad.