La Guardia Civil detiene a dos personas por robos en establecimientos de telefonía móvil

FOTO

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Tomizas iniciada el pasado mes de mayo, a raíz de un robo perpetrado en una tienda de telefonía móvil en la provincia de Huesca, ha culminado la citada operación con la detención de dos personas como presuntos autores de un robo con fuerza y otro en grado de tentativa.

Fruto de las investigaciones que por parte de los Equipos de Policía Judicial de Jaca, y Delitos contra el Patrimonio de la Guardia Civil de Huesca, se estaban llevando a cabo, se pudo determinar que dada la frecuencia en la comisión de los robos, la importante cantidad de teléfonos móviles de alta gama sustraídos y la movilidad geográfica que venían demostrando los autores, se trataba de un grupo criminal especializado en este tipo de hechos que estaría actuando en buena parte del territorio nacional, así como que debían contar con una infraestructura para darle salida en el mercado negro a la mercancía sustraída.

En la madrugada del pasado 15 de junio, se recibió un aviso en la sala 062 (COS) de la Guardia Civil, en la que un vecino alertaba que en una tienda de telefonía móvil de la localidad de Sabiñánigo (Huesca), había dos personas encapuchadas intentando acceder al citado comercio.

Tras ese aviso, se dispusieron varios controles en las proximidades de la localidad, así como en carreteras cercanas, en coordinación con la Policía Local y Nacional de Jaca con el fin de poder localizar a los encapuchados.

Con motivo de las gestiones efectuadas en el robo del pasado mes de mayo, en una tienda de telefonía en Sabiñanigo, donde se sustrajeron 42 terminales de telefonía por un valor de más de 21.000 euros, las Unidades de Investigación (PJ Huesca y Jaca) tenían sospechas sobre un vehículo que se había avistado la madrugada del robo por la zona de los hechos pudiera haber sido utilizado para la fuga. Inmediatamente se participaron las característica del vehículo a todas las unidades y cuerpos de seguridad que conformaban el dispositivo de localización (Policía Nacional y Local de Jaca, Patrullas de los Puestos de la Guardia Civil de Canfranc, Fiscal, Torla y Panticosa, Patrulla de Tráfico de Jaca, así como la de la Policía Judicial de Jaca y del Grupo de Patrimonio de la Policía Judicial de la Comandancia de Huesca), explica la Guardia Civil.

Instantes más tarde, la patrulla del Puesto de Sabiñanigo observó circular en dirección a la localidad de Sabíñanigo por la A-23 un vehículo con características similares al sospechoso, dándose a la fuga a gran velocidad no obedeciendo las señales para que se detuviera, perdiéndose el rastro.

A continuación se mantienen los controles por carretera y se despliegan varias patrullas por las localidades próximas, peinándose carreteras principales y secundarias, caminos, etc.

Horas más tarde, sobre las cinco de la mañana, en la localidad de Villanovilla, en una zona aislada al final de una pista, la Patrulla del Puesto de Fiscal localiza el turismo, con las puertas abiertas, no encontrándose ningún ocupante en su interior, suponiendo que habían emprendido la huída a pie por los campos cercanos.

En el interior del vehículo se localiza una mochila con gran cantidad de herramientas susceptibles para la comisión de robos como, destornilladores, cizallas, mazo, pata de cabra, un extractor de bombines, documentación personal, ropa oscura, un teléfono móvil cuya procedencia está siendo investigada y un dispositivo para la desactivación de los centro de diagnosis de centralitas de vehículos de diferentes marcas, para poder sustraerlos con mayor facilidad.

Sobre las 12.00 horas del 16 de Junio, una vez finalizadas las gestiones oportunas con el vehículo y el material hallado, como fruto de la búsqueda incesante por las unidades participantes en la localización de los sospechosos, estos fueron localizados y detenidos (dos varones de 27 y 21 años de edad, vecinos de Madrid) como supuestos autores de un delito de robo con fuerza y otro de tentativa.

La operación, se ha llevado a cabo por los equipos de Policía Judicial de Jaca y Delitos contra el Patrimonio de la Guardia Civil de Huesca, con la colaboración de los Puestos de Canfranc, Fiscal, Torla y Panticosa, así como de una Patrulla de Tráfico de Jaca.

Las diligencias junto con los detenidos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca, que decretó libertado provisional con cargos de los detenidos.