Conetica: una apuesta por la alimentación natural en pleno corazón de Jaca

Piedrafita y Díaz, en Conetica.
Ana Piedrafita y Fran Díaz, junto a Mercedes Falcón, son los impulsores de Conetica. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

En el corazón de Jaca, en la calle Zocotín, se encuentra Conetica, una novedosa apuesta por la alimentación natural. Conetica es una distribuidora de productos que, haciendo alusión a su nombre, “mantienen con la salud, el medio ambiente y la economía una ética responsable y justa para todas las personas incluidas en el desarrollo de nuestra actividad, desde el productor hasta el consumidor final”.

Francisco Díaz, junto a Mercedes Falcón y Ana Piedrafita, es el responsable de Conetica. “Hace tres años que comenzamos con esta iniciativa”, explican. Empezaron introduciendo naranja eco en la zona, trabajando directamente con una huerta de Castellón, y vieron que tenía una gran aceptación. A partir de la venta a hostelería y a domicilio vieron la oportunidad de establecer un punto de venta “que sirviera de escaparate a los productos tanto de kilómetro 0 como ecológicos”. Y es que el secreto de Conetica es sencillo: “Nos parece muy importante que el producto local tenga una repercusión importante en la zona”, explica hoy, en un momento en el que Conetica se consolida ya por el Valle del Aragón y ya ha traspasado fronteras. Así, con las zonas francesas de Bedous y en Borce, por ejemplo, se trabaja en los dos sentidos: se lleva cítrico de temporada y se traen, a España, quesos de la zona.

dav

Ofrecer productos de temporada y de la mayor calidad es el pilar fundamental de Conetica. Es la clave de esta iniciativa. El cítrico se oferta desde noviembre hasta finales de abril; luego, llega la temporada de la fresa y la cereza, y termina el ciclo con el tomate. “Para nosotros es la condición sine qua non: trabajar con productos de temporada”. Con ello, consiguen evitar comisionistas e intermediarios. “Conocemos la realidad de nuestro hortelano y la nuestra”, explican sus responsables. Y no sólo con productos de la tierra; ahora, han comenzado a introducir ganadería y avicultura, siguiendo la misma filosofía (con los pollos y los huevos de Albalate de Cinca y los Huevos de Ulle), por ejemplo. Los responsables de Conetica recogen el producto directamente un día a la semana. Con ello se consigue que, cuando llega al consumidor final, se obtengan las máximas garantías de calidad y frescura y “un precio razonable”, ya que no ha pasado por intermediarios.

Yogures de Villa Villera, helados Elarte, pasta de Martinelli, miel de Oz, paté de L’Aínsa, infusiones de Josenea, legumbres de Ecolécera, queso de O’Xortical, cordero de Ansó, Aceite de Monegros o de Matarraña… todos los productos de Conetica tienen nombre propio. Y la firma no sólo distribuye alimentación, si no que también se ofrece al público cosmética natural (elaborada en Canfranc) o cerámica blanca de Ansó. Todo un guiño al producto artesanal, natural y de proximidad.

“Apoyamos la ecología en el tratamiento de las frutas que ofrecemos, nos preocupamos de que los agricultores obtengan un justo precio para que puedan mantener sus explotaciones activas, generando productos de alta calidad y puestos de trabajo”, explica Díaz.

Su filosofía pasa por la distribución y comercialización de productos que fomentan una dieta sana y equilibrada, que son fáciles de utilizar y que proporcionan una alimentación ecológica, “educando”, en cierta medida, al consumidor final. Algo que consiguen con el contacto directo con los productores, evitando todas las fases intermedias. En las estanterías de Conetica, “todo lo que no es kilómetro 0 es eco”, aclara Piedrafita, lo que es una garantía inequívoca de que se está trabajando con lo mejor de lo mejor. Algunos productos, incluso, son eco y kilómetro 0.

Ello se complementa con una labor de documentación y formación importante por parte de los responsables de la firma, ya que el valor añadido de sus productos está directamente relacionado con la argumentación que se ofrece desde la experiencia. Por eso, tienen claro que “hay que dar facilidades para que la gente sepa de dónde vienen los productos, cuál es la realidad del productor y que procede del lugar más cercano posible”. Así, es importante conocer los ciclos naturales de producción, por ejemplo, para poder acceder a lo mejor en cada momento.

La mejor temporada para encontrar el mejor producto es el verano, ya que en las huertas de la zona existe una gran variedad de productos de primera calidad. El resto del tiempo, Conetica se nutre de productores de Zaragoza o de otras zonas, más en el llano, en las que sí se cultiva en otras épocas del año.

En torno a una decena de productores directos dan vida al amplio catálogo de productos de Conetica, una cifra que, dependiendo de la época, puede llegar hasta los 15, con cientos de referencias. Es precisamente eso, el contacto directo con el productor o el ganadero, la etiqueta diferenciadora de Conetica. Un valor añadido que, hoy por hoy, “garantiza una calidad que es visible, ya que el producto es siempre producido lo más cerca posible del consumidor”, señala Díaz. Son conscientes de que es necesario “crear conciencia” acerca de la importancia de una buena alimentación con productos de calidad, ya que han observado que muchos de sus clientes acuden al establecimiento por cuestiones de salud o para adquirir lo mejor para sus hijos.

DSC03322

Al mismo tiempo, en Conetica se ofrece Urobuho, el vino de Bailo, procedente de vides de la Pardina de Samitier, donde en poco tiempo se ha materializado el sueño de Pablo Valdelvira y Mercedes Falcón de consolidar una bodega que pretende recuperar la traición vitivinícola en el Pirineo.

En estos momentos, Conetica atiende directamente al público en su tienda de la Calle Zocotín de Jaca, en los teléfonos 647 853788 o 640 691441. También tiene una tienda virtual, www.coneticadistribucion.es, y próximamente pasará a formar parte del proyecto de promoción y proyección Planea Pirineos. Por otra parte, Conetica colabora en las propuestas del Gastroespacio de Villanúa, todas ellas iniciativas muy de la tierra que compaginan a la perfección con el espíritu de Conetica.