Denuncian el mal estado del vallado de la zona de suelta controlada de perros del Paseo de la Cantera de Jaca

 

20170531_210624

Uno de los accesos a la zona de la Cantera, con la puerta que se abre sólo con tocarla. (FOTO: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

Los usuarios de la zona de suelta controlada de perros ubicada en el solar de las antiguas piscinas municipales, al comienzo del Paseo de la Cantera de Jaca, lamentan el mal estado en el que se encuentra el vallado que rodea el recinto. De las cuatro puertas de acceso, tres se encuentran con los sistemas de cierre rotos (posiblemente debido a un mal uso o a una gamberrada), lo que hace que los perros puedan salir con facilidad y sus dueños tengan que estar pendientes de que no se escapen para no incumplir el reglamento que impide llevar a los animales sueltos.

Además, en una de las entradas, falta un listón de madera, por lo que queda un hueco amplio por el que también pueden colarse y salir los perros. Y por la parte de abajo de los accesos, hay un espacio demasiado grande por el que también cabe un perro pequeño sin problemas.

20170531_210250 (1)
En alguna puerta faltan, incluso, listones. (FOTO: Rebeca Ruiz)

En Jaca, existe una Ordenanza Municipal de Control y Tenencia de Animales que recoge, entre otras cuestiones, lo relativo a la tenencia de perros. “Los perros deben ir siempre con correa, salvo en las zonas de suelta autorizadas, provistos de collar o sistema de identificación”, explica el Ayuntamiento, algo que resulta difícil de cumplir si las zonas de suelta controlada de la ciudad no garantizan que se puedan utilizar sin correr el riesgo de que se escapen, algo que podría suponer, además, otros problemas, como el peligro de atropellos si uno de los animales invade la calzada.

La ciudad dispone de varias zonas de suelta controlada para perros. Sin embargo, los usuarios de este tipo de infraestructuras consideran que no es suficiente y que, además, con motivo de la creación de la zona deportiva del Llano de la Victoria, se ha eliminado uno de estos espacios que el Consistorio pretende reubicar. Además, también consideran que sería necesaria más iluminación en alguna de estas zonas y cuidar más el césped en algunas partes.

En cuanto a las últimas reformas realizadas en las zonas de suelta, cabe destacar la instalación, hace unos meses, de una fuente especial para perros, precisamente, en el Paseo de la Cantera. Por otra parte, recientemente, se creaba un nuevo acceso a la zona de suelta de perros de Membrilleras, habilitando la entrada directa desde la calle Mayor para no tener que rodear por la calle de Voto de San Indalecio para entrar al recinto, como ocurría hasta ahora. Unos trabajos desarrollados por los alumnos de la Escuela Taller, aprovechando la piedra de la vieja pista de hielo, derribada hace unos meses.