El Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo organiza los ‘Encuentros gastronómicos de aquí y de allá’

Logo Museo-3

Alrededor de la mesa. Encuentros gastronómicos de aquí y de allí. La comida como pretexto para conocernos mejor es el título del ciclo que el Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo ha organizado para el mes de junio.

“En nuestra ciudad, ya desde su origen a finales del siglo XIX, conviven personas de diferentes procedencias. En un principio la población provenía, en su mayoría, de pueblos de la comarca y del resto de la provincia de Huesca”, expica Begoña Subías, directora del museo.

Con el paso del tiempo, llegaron hasta Sabiñánigo gentes de otras regiones de España y también de otros países. Con todas ellas se ha conformado una ciudad “mestiza”, un lugar de acogida para gentes de distintos lugares, que ha propiciado la creación de una “personalidad rica, abierta y tolerante”.

Así, desde el Museo de Artes de Serrablo se explica que “el objeto de esta nueva actividad es la de conocernos mejor entre nosotros, entre las distintas procedencias que aúna esta localidad, con la excusa de la comida”. Por eso, a través de la alimentación, se pretende profundizar en cada una de las culturas que participen en el ciclo. “Sabremos por qué se comen ciertos productos en determinadas celebraciones, qué significado tienen estas y todo lo que se les ocurra preguntar a los participantes ya que estos encuentros se conciben como una tertulia, como una reunión abierta al diálogo”, se xplica desde el museo..

Este mes de junio se van a realizar dos encuentros los días 3 y 17, a las 11.00 horas en ambos casos.

En el primero, en colaboración con la Asociación Rumanía Generación Cárpatos, se presentarán platos que se comen en determinadas festividades en este país, el por qué se hace y todo lo que gira alrededor de estas celebraciones.

En la segunda cita, con la ayuda de Joaquina Casasús y Martina Lacasa, de la Residencia Pública de Mayores Altos Valles, se podrán conocr cómo ha evolucionado la alimentación en las comarcas del Alto Gállego y La Jacetania.
“Si bien el objetivo de esta actividad es conocer culturas que conviven en Sabiñánigo, no queremos olvidar nuestra raíz, nuestro origen ya que, tal como dice en ideario del museo, para comprender otras culturas es preciso conocer y amar la propia”, se explica desde el museo, que persigue el objetivo de que estos encuentros se prolonguen en el tiempo con más protagonistas.