La Ciudadela vuelve a ser de Jaca tras el éxito de público y participación de la Recreación Napoleónica

Descarga
FOTO: Comunicación Ciudadela de Jaca/Miguel Ángel Muñoz.

La segunda edición de la Recreación Napoleónica La liberación de Jaca y su Ciudadela salió a pedir de boca a juicio de organizadores, participantes y público, que se volcó de manera masiva en los distintos actos programados en las dos jornadas maratonianas de sábado y domingo. “Nos llevamos el cariño de la gente y el esfuerzo del Consorcio del Castillo de San Pedro. Acabamos de remitir una carta de agradecimiento a sus responsables por un fin de semana maravilloso en el que todo ha salido a pedir de boca”, decía Luis Sorando, presidente de la Asociación Napoleónica Española (ANE) y de la asociación Voluntarios de Aragón, cabeza visible de la organización junto a Diego Fernández, gestor cultural de la Ciudadela de Jaca.

Casi doscientos voluntarios franceses y españoles –de Asturias, País Vasco, Castilla, Cataluña, Andalucía, Valencia y Aragón- y otras variadas procedencias recrearon con gran realismo y vistosidad desfiles, vida de campamento, combates –toma de la ciudad y toma de la Ciudadela- y armisticio francés. “Han sido dos jornadas muy bonitas, con mucho público de todas las edades y sin incidentes. La profesionalidad de los recreadores y su experiencia consiguen una veracidad y una puesta en escena encomiables”, decía el coronel director del Consorcio del Castillo de San Pedro, Joaquín Ruiz. “Los resultados han sido los deseados y hemos podido ofrecer a la ciudad de Jaca y sus visitantes un fin de semana muy especial. Por nuestra parte, agradecer a los recreadores, a los voluntarios y al público su predisposición y generosidad”, añadió.

Tanto el Consorcio como las asociaciones de recreadores han visto reforzada la idea de celebrar esta conmemoración histórica cada dos años, que de este modo se alternaría con la Recreación de los Tercios Españoles, que se vivió por primera vez en 2016. De este modo, los años impares la Ciudadela albergará la recreación Napoleónica y los años pares la de los Tercios. “Pensamos que cada dos años lograremos mantener el interés del público. Hacerlo anual sería agotador”, decía Sorando.

“Quizá para nuestro corazoncito lo más emotivo ha sido ver cómo nos ganábamos el respeto del estamento militar. Cuando abandonábamos en formación los glacis de la Ciudadela y la compañía del Regimiento Galicia 64 se cuadraba a nuestro paso, alguno realmente se ha emocionado”, reconocía Luis Sorando. “Ese sentimiento es recíproco”, decía Diego Fernández. Militares y recreadores habían compartido el arriado de la bandera y el homenaje a los caídos en la Guerra de la Independencia. “Lo cierto es que el público quedaba realmente impresionado de los movimientos y disposición de las distintas compañías, de la veracidad y la perfecta organización; y nosotros también”, decía el gestor cultural de la Ciudadela.

Fernández resaltaba el agradecimiento del Consorcio al apoyo económico de Turismo de Aragón y del Ministerio de Defensa, y el apoyo material de la firma Carrefour y de Pirineo Ecuestre –que prestó la “caballería”-, además de la ayuda prestada por parte de Cruz Roja y de los servicios técnicos del Ayuntamiento de Jaca, en especial de la brigada de obras y de la Policía Local.

Desfile4bis

(FOTO: Comunicación Ciudadela de Jaca/Miguel Ángel Muñoz)

“Nosotros buscamos la repercusión y el reconocimiento social, y eso lo hemos conseguido”, añadía Fernández. “Además de divertido e interesante desde un punto de vista histórico y cultural, creemos que supone un acicate económico para la ciudad de Jaca”, resumía.

Lo cierto es que un mes considerado de temporada baja, como es el de mayo, la ciudad ha vivido un fin de semana con una afluencia importantísima de visitantes, y eso se ha debido en buena parte a la Recreación, un tipo de actividad que cada vez genera más ingresos al sector turístico y que supone un acicate para el comercio y la hostelería. Paso a paso, la Ciudadela de Jaca se ha convertido en un motor de desarrollo, de cultura y de ocio, y por lo tanto, en un motor económico de la ciudad.

La Ciudadela registró durante el fin de semana casi 800 visitantes que abonaron su entrada, aunque la mayor parte del público –varios miles de personas que no podemos precisar- disfrutó del espectáculo gratuitamente en los glacis de la Ciudadela, las calles aledañas y el casco histórico de Jaca. Hay que tener en cuenta que el presupuesto de la Recreación Napoleónica es elevado y la venta de entradas apenas cubriría, por poner un ejemplo, el gasto en pólvora.