Excelente jornada de competición en Santa Cilia, con un buen papel de los pilotos españoles

DSC02887

La cuarta jornada del Soaring Grand Prix 2017, cuya fase española se está disputando, durante esta semana, en el Aeródromo de Santa Cilia (instalaciones del Gobierno de Aragón dependientes de Turismo de Aragón), convertía a los pilotos españoles en protagonistas, gracias al segundo puesto de Aldo Rodríguez y al tercero de Jorge Arias. Sergi Pujol conseguía colocarse en la quinta plaza, de manera que ya son tres los pilotos nacionales que, en estos momentos, figuran entre las cinco primeras posiciones del ranking. El suizo Fridolin Hauser, que se hacía con la primera posición, encabeza la clasificación justo en la mitad del calendario de la prueba.

La jornada del miércoles marcaba unas condiciones que, poco a poco, fueron tornándose favorables para la competición. A primera hora se reducía el itinerario a los puntos de Guasillo, Yesa, Castillo Nuevo –próximo a Salvatierra de Esca-, Mianos y Santa Cilia; finalmente, se podía realizar dos vueltas a este circuito, de manera que, durante la primera parte de la tarde, los aeroplanos de la competición llenaban el cielo sobre la Canal de Berdún y La Solana, pudiéndose apreciar con facilidad desde algunos puntos de la Comarca de la Jacetania.

Hasta el próximo sábado, el Aeródromo de Santa Cilia y el Aeroclub Nimbus son los anfitriones de esta prueba internacional puntuable para el mundial que se celebrará en Chile en enero del próximo año. En la fase de Santa Cilia, participan 11 pilotos de 7 nacionalidades distintas. Cada día, a partir de las diez de la mañana, las instalaciones de Fly-Pyr abren sus puertas al público para que todo el que lo desee pueda disfrutar de este campeonato, que supone una oportunidad única para acercarse al vuelo sin motor y disfrutar de este deporte.

En el ecuador de la competición, la organización ha mostrado su satisfacción por cómo se están desarrollando las pruebas, del mismo modo que los participantes, que han agradecido al Aeródromo de Santa Cilia y a su personal la acogida recibida y la asistencia que se les ha ofrecido  durante la celebración del Soaring Grand Prix. Todos ellos, con innumerables horas de vuelo en distintos países, coincidían en resaltar la ubicación privilegiada de Santa Cilia para la práctica de este deporte, tanto por las condiciones climatológicas de la zona, como por la situación estratégica de las instalaciones, en el corazón de una zona turística y con un patrimonio cultural e histórico que supone un valor añadido a la actividad que se desarrolla en el propio aeródromo.