Las centrales de Canalroya e Ip, el mayor salto neto de España, en Canfranc, cumplen 50 años

Central de Ip 01
Imagen de la central de Ip, en Canfranc.

Este fin de semana van a celebrarse en Canfranc las jornadas conmemorativas del 50 aniversario de las centrales hidroeléctricas de Canalroya e Ip, ubicadas en el rio Aragón a su paso por esta localidad.
Organizadas por el Ayuntamiento de Canfranc y Acciona, propietaria de las instalaciones, las jornadas se iniciarán el viernes, 12 de mayo, a las 12.00 horas con un acto inaugural en la central de Ip, en el que intervendrán el director general de Industria, PYMES, Comercio y Artesanía del Gobierno de Aragón, Fernando Fernández Cuello; el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, y el director General de Producción de Acciona Energía, Juan Otazu. Acto seguido, y tras una visita a la central, se desvelará un monolito conmemorativo del aniversario junto a la central de Canalroya.
El sábado, 13 de mayo, se celebrarán tres conferencias en las Escuelas de Canfranc Estación, planta tercera. A las 11.30 horas, Javier Molina Sánchez hablará sobre Miguel Fisac y las centrales de Canalroya e Ip en Canfranc: 50 años de Arquitectura e Ingeniería Hidroeléctrica; a las 17.00 horas, Raúl Serrano y Agustín Clemente, de Acciona Energía, lo harán sobre El complejo hidroeléctrico de Canfranc, una referencia singular en las centrales del Pirineo, y a las 19.00 horas, Javier Tellería Cebrián cerrará la jornada con una charla en torno al Proyecto turístico Teleférico Subida a Ip.
El domingo se han organizado visitas guiadas a la central de Ip (a las 11.00, 12.00 y 13.00 horas). Los interesados deben inscribirse previamente en la Oficina de Turismo de Canfranc.

obras-de-la-tuberia-forzada-01.jpg
Imagen de las obras de construcción de una de las tuberías.

Una central que almacena energía
La central de Ip es especialmente singular por tratarse de un conjunto hidroeléctrico que permite almacenar energía. El agua, acumulada en el ibón de Ip, a una altitud de 2.115 metros en la cota del embalse, se lleva por una galería de conducción de 2.700 metros de longitud y una galería forzada de 3.700 metros hasta la central hidroeléctrica, a 1.174 metros. donde es turbinada para producir electricidad. Todo ello con un salto neto de 935 metros, el mayor de España en la actualidad y el mayor de Europa cuando fue construida la central. El agua turbinada va a un contraembalse, donde se almacena para ser bombeada con posterioridad por las mismas galerías hasta el embalse del ibón de Ip. Esta reversibilidad del proceso permite producir o bombear cuando se estima más necesario y almacenar energía, uno de los retos de todo sistema eléctrico.
En las obras de construcción del complejo hidroeléctrico de Ip, que se prolongaron durante seis años llegaron a trabajar 3.000 operarios. Los trabajos de ingeniería fueron liderados por Conrado Sancho Rebollida y el edificio de la central, referencia explícita de la arquitectura pirenaica en versión contemporánea, corrió a cargo del arquitecto Miguel Fisac.
La central de Canalroya, ubicada en la margen izquierda del barranco de Somán con el río Aragón, a la altura del puente de Secrás, 200 metros aguas arriba de la anterior, es de menor dimensión y potencia. Turbina el agua que le llega por una galería de conducción de 4.167 m con un salto neto de 146 m. Se puso en marcha en 1967 y su arquitectura exterior tiene similitudes con la central de Ip.
Ambas centrales producen, en conjunto, electricidad equivalente al consumo de unos 30.000 hogares.

Vinculadas a la historia de Canfranc
En conferencia de prensa celebrada este martes, el alcalde de la localidad, Fernando Sánchez, ha manifestado que “para Canfranc las centrales hidroeléctricas fueron muy importantes, por el trabajo que generaron en su construcción y posteriormente en su mantenimiento. Muchas de las familias asentadas en la actualidad vinieron a raíz de esa infraestructura. Supuso una obra tremendamente importante y pionera, mostrando modernidad e innovación, igual que pasó con la línea internacional de Canfranc y ahora con el laboratorio subterráneo. Recordamos con nostalgia la subida y bajada del Carretón de Ip en el que iban nuestros familiares y conocidos”.
Raúl Serrano, director de Producción Hidráulica de Acciona Energía, ha manifestado por su parte que estas centrales “están 50 años después en perfecto estado de funcionamiento, cubren con un estado de automatización muy superior todas las funciones para que fueron diseñadas, contribuyen a la mejor regulación del sistema eléctrico y aportan energía de origen renovable para un mix energético más limpio y sostenible, objetivo irrenunciable en la lucha común contra el cambio climático. Son evidencias que nos permiten celebrar con satisfacción este cincuentenario de las centrales de Canfranc”.