Hecho hace un guiño a la tradición con el Mercado Agroalimentario y el descenso de Navatas

Puestos del Mercado agroalimentario de Hecho
FOTO: Diputación Provincial de Huesca.

La población de Hecho ha sido la encargada este sábado de abrir el calendario de los Mercados agroalimentarios en la calle, una iniciativa del proyecto europeo Hecho en los Pirineos-Fait en Pyrénées, que quiere promover la venta directa de artículos de alimentación de pequeños productores del Pirineo. La cita ha coincidido con el X Descenso de Navatas, una tradición arraigada en el valle, que atrae cada año a cientos de turistas que quieren conocer cómo los antepasados descendían el río Aragón-Subordán con sus embarcaciones de madera, se informa desde la Diputación Provincial de Huesca.

Durante todo el día, la localidad ha vivido una jornada intensa en la que los visitantes, además de ver el propio espectáculo de las navatas, han podido acercarse hasta los puestos del Mercado Agroalimentario ubicado en la Plaza Xiquena para descubrir de primera mano las propuestas de los 17 vendedores (14 altoaragoneses y 3 franceses) que han sacado sus productos a la calle. El diputado delegado de Programas Europeos, Fernando Sánchez; el alcalde del Valle de Hecho, Luis Gutiérrez; y el director del proyecto Hecho en Pirineos, Pedro Salas, han inaugurado el mercado, que ha permanecido abierto sin interrupciones, atrayendo a un gran número de compradores, sobre todo tras el Descenso de navatas, momento de mayor afluencia del día.

Ambiente en Mercado agroalimentario de Hecho
FOTO: Diputación Provincial de Huesca.

La valoración de Pedro Salas de esta primera experiencia es muy positiva. “Somos conscientes de que es el primer mercado y todavía hay muchas incógnitas, pero la buena respuesta de los productores y del Ayuntamiento nos asegura que esta experiencia, por lo menos en Hecho, pueda continuar en años posteriores”, ha comentado el director de Hecho en Pirineos, quien ha mostrado su satisfacción por haber conseguido el doble objetivo de la iniciativa. “Por un lado, los productores han dado a conocer sus productos agroalimentarios y venderlos y por otro, los turistas han podido conocerlos y comprarlos”, ha asegurado.

La elección de este municipio no ha sido casual, ya que en una primera parte del proyecto se estudiaron qué enclaves de la provincia de Huesca podrían albergar estos mercados y Hecho cumplía los requisitos. Luis Gutiérrez, alcalde de la villa, ha asegurado que desde un principio quisieron unirse al mismo porque es esencial “dar espacio a los productores de la zona”. “En estos tiempos la agroalimentación es algo fundamental en el mundo rural para fijar población y estos mercados sirven de escaparate para que los productos de pequeños productores consigan visibilidad”, ha explicado. Por ello, ha añadido “ha sido un gran acierto celebrarlo junto al Descenso de Nabatas, dos actividades que se han complementado para llenar de vida Hecho”. Ahora, “desde los ayuntamientos hay que seguir trabajando para que estos tengan continuidad en el tiempo”.

También ha podido conocer el desarrollo de esta primera iniciativa Fernando Sánchez, diputado de Programas Europeos en la DPH, administración que forma parte junto al departamento de Altos Pirineos de la AECT detrás de esta iniciativa que “supone ir más allá en este sector y al mismo tiempo continuar con el apoyo a las actividades económicas en nuestro medio rural, donde ya hemos ido colaborando con proyectos que estaban vinculados a los productos agroalimentarios con los diferentes proyectos Leader”. Sánchez ha señalado que el siguiente paso “es mejorar la comercialización”, y para esto, según el responsable provincial, “hace falta modificar la legislación para que la venta directa sea más sencilla, como al otro lado de los Pirineos”.

El mercado ha contado con productores y vendedores tanto de Francia como de la provincia de Huesca. La variedad, calidad y riqueza del Pirineo han quedado patentes gracias a la diversidad de puestos y de productos agroalimentarios que se han vendido, señala la Diputación Provincial de Huesca. Así han participado en este primer mercado por parte altoaragonesa: Miel Bresca, Pirineos Bier, Oz miel artesanal del Pirineo, Licores Libre y miel bresca, Ecostean, Galletas Chesitas, Azafrán de Benabarre, Cervezas Borda, Conzieto, Edra bodegas y viñedos, Bodegas y viñedos Almanzor, Boren Frutos Secos, Cabana y Quesos de Guara. Mientras que desde Francia han viajado los productores de Societè Innoval, Clos Fardet y Sari Nafar Brasserie l’aoucataise.

Durante 2017 y 2018, los mercados visitarán otras localidades oscenses para poner en valor los productos locales. La próxima de las citas tendrá lugar en Aínsa, el 10 junio, coincidiendo con la Feria Sobrarverde. A esta le seguirán Boltaña (1 julio), Benasque (15 de julio) y Villanúa (16 de septiembre). La iniciativa se completará en 2018 con las citas de Graus (24 febrero), Biescas (14 julio), Ansó (25 agosto) y Benabarre (6 de octubre).

Descenso de nabatas por el río Aragón

FOTO: Diputación Provincial de Huesca.

Descenso de Navatas
Estas jornadas, que celebran este fin de semana su décima edición, se recuperaron en 2008 gracias a la Asociación de navateros de la Val d´Hecho con el fin de rememorar parte del descenso que se realizaba en el valle por los navateros que bajaban la madera desde el Pirineo a Zaragoza, a Tortosa o a otras localidades de la ribera, recuperando igualmente la manera artesanal de fabricar las navatas.

A día de hoy es una gran fiesta que lleva hasta Hecho a una gran cantidad de público que quiere conocer mejor esta tradición, declarada en 2013 Bien de Interés Cultural Inmaterial de Aragón. Cada año, a principios de mayo y si las condiciones del río lo permiten, se realiza este descenso a lo largo de 3 kilómetros desde la glera del Molino hasta el Puente Viejo, siempre acompañado de propuestas paralelas que hacen que la villa se llene de visitantes durante el fin de semana.