La asamblea de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo da el pistoletazo de salida a los actos en torno al “fiestón”

IMG-20170421-WA0001
Un momento de la asamblea celebrada este jueves en el Salón de Ciento.

Una treintena de socios participaba este jueves en la la asamblea general anual de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, que tenía lugar en el Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca. En el transcurso de la reunión, se presentaba el balance del ejercicio económico por parte del tesorero, José Ramón Salvador, que fue aprobado por unanimidad.

Por su parte, el presidente de la Hermandad, Francisco José Arbués, presentaba a la asamblea el informe de las actividades realizadas a los largo de todo el año, así como la propuesta de las previstas para 2017, para que los socios participaran directamente, y destacando la colaboración de la Hermandad con el Ayuntamiento de Jaca con la finalidad de seguir organizando y mejorando la celebración más importante de la ciudad.

Asimismo, la concejala delegada del Primer Viernes de Mayo, Susana Lacasa, se refería a las aportaciones municipales a la fiesta, agradeciendo el trabajo altruista que se realiza desde la Hermandad. Y el vicepresidente de la misma, Miguel Carasol, procedía a la lectura del acuerdo de la junta directiva sobre los honores que recibirán los escuadristas este año, otro punto que fue aprobado por unanimidad.

Una ronda de ruegos y preguntas cerraba el acto. En este momento, el presidente honorifico de la Hermandad, Lorenzo Echeto, destacó el trabajo realizado por el Ayuntamiento y por la Hermandad del Primer Viernes de Mayo y felicitó a todos los responsables por la organización de la celebración, a la que calificó de “fiestón”.