Artieda impulsa un programa piloto contra la despoblación con alternativas de empleo y favoreciendo la conciliación

DSC00158

Víctor Iguácel, Montse Castán, Luis Solana y Anchel Reyes. (FOTO: Rebeca Ruiz)

Artieda ha puesto en marcha un programa piloto que, con el título Empenta Artieda, pretende buscar una solución al problema de la despoblación que existe en esta parte del territorio, en una comarca, La Jacetania, con una densidad de 3,7 habitantes por kilómetro cuadrado y que ocupa el quinto lugar entre las 11 comarcas más despobladas de Aragón (según la DGA, sobre un total de 33).

Montse Castán, presidenta de la Comarca de la Jacetania, explicaba que este proyecto, que responde a un proceso de investigación-acción, se tomará como base para futuras actuaciones en el resto del territorio comarcal. “Pretende ser el germen que favorezca la lucha contra la despoblación”, ha dicho, y ha recordado que se enmarca en las líneas de actuación que se están impulsando desde el Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón.

Los jóvenes con formación especializada y las mujeres jóvenes son  los ejes centrales del problema de la despoblación en Artieda (lo que se puede extrapolar a la mayor parte de La Jacetania). En el primer caso, por la falta de una oferta laboral de acuerdo a su formación y expectativas y, en el segundo, por la “ausencia de servicios que permitan la conciliación de la vida laboral y familiar”, principalmente durante la etapa de crianza. Como soluciones, se plantea la búsqueda de alternativas al empleo tradicional (la agricultura, la ganadería y la construcción), potenciar la socialización a través del arraigo para conseguir el retorno de los jóvenes  y promover políticas de alquiler de vivienda.

Luis Solana, alcalde de Artieda, manifestaba que Empenta Artieda nade “desde la ilusión y la voluntad decidida” por la lucha contra la despoblación del municipio, condicionado desde siempre por el pantano de Yesa. “Desde la apuesta por el desarrollo de nuestros recursos, buscaremos estrategias que podamos incorporar” para buscar un futuro para el pueblo. El plan “es un referente a nivel comarcal y de Aragón” y responde al hecho de que “cada vez es más evidente el reto que supone mantener los pueblos vivos”.

Para el desarrollo de este plan se ha contado con la participación del sociólogo jaqués Anchel Reyes y del psicólogo de Artieda Victor Iguácel, que han basado el programa en torno a dos fases: el diágnóstico y las propuestas. En la primera fase, la de diagnóstico, ha participado más del 53% del censo de Artieda (con un padrón de 75 habitantes), una cifra considerable y que ha permitido hacer un análisis muy exhaustivo de la realidad social del municipio.

Reyes e Iguácel proponen, como medidas concretas para luchar contra la despoblación, la apuesta por la “organización de más actividades en puntos medios, como Puente la Reina o Berdún, como programas deportivos o de otro tipo consolidados que puedan dinamizar la zona”. Además, apuestan por incentivos para el alquiler de viviendas en el territorio, con gestiones con los propietarios que permitan “en localidades como Artieda, Mianos o Salvatierra” adecuar la oferta a la demanda con precios adecuados. También incluyen el impulso al teletrabajo y tienen muy claro que la solución pasa por priorizar “la creación de empleo” y facilitar “la conciliación”. Estas líneas se decidirán en talleres participativos que centrarán la segunda parte del proceso.

En este sentido, Solana señala que ya existen iniciativas que se han desarrollado con éxito en otros pueblos de Navarra con una problemática similar, como la creación de cooperativas y la generación de puestos de trabajo enfocados, por ejemplo, a la atención de las personas mayores de estos municipios, que suelen contar con una población muy envejecida. El alcalde de Artieda también apuesta por poner en valor recursos que ya existen o que están en fase de creación, como el albergue, las instalaciones deportivas o la futura zona de acampada, o incluso el Camino de Santiago, utilizándolos como base para la creación de empleo. Además, “a pesar de las expropiaciones por el recrecimiento de Yesa, el Ayuntamiento aún dispone de tierras y grandes recursos patrimoniales, que sólo hay que saber aprovechar”, explicaba Solana. En estos momentos, la gestión del Ayuntamiento de Artieda ya pasa por una apuesta por el medio ambiente y es una de las localidades de la comarca pionera en la implantación del compostaje, recordaba Solana. “La suma de todos factores es lo que puede suponer un cambio de tendencia”, explicaban los responsables de Empenta Artieda, una localidad en la que el concepto de comunidad está muy arraigado y en el que, a través de la participación de todos los vecinos, se va a tratar de frenar la despoblación. Esta tarde, las conclusiones de la fase de diagnóstioco del proyecto se darán a conocer una presentación en la que estarán presentes la propia presidenta de la Comarca de la Jacetania, que ejercerá de anfitriona; el director general de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín; y el diputado regional Nacho Escartín, además de otros agentes implicados en este plan pionero.