‘Tasca Berchiles’ (Tramacastilla de Tena) gana el Concurso ‘Vámonos de tapas por el Alto Gállego’

Crunch de nido tensino. TASCA BERCHILES (Tramacastilla de Tena)

Imagen de la tapa ganadora de esta edición. (FOTO: AEPAG)

Crunch de nido tensino, de Tasca Berchiles (Tramacastilla de Tena) se proclamaba propuesta vencedora del octavo concurso Vámonos de Tapas por el Alto Gállego, organizado por la Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego, tal y como anunciaba la AEPAG en un comunicado. Como en esta ocasión la mejor tapa estaba en Tramacastilla, será en este bonito pueblo de la Partacua donde tendrá lugar la entrega de premios el próximo jueves, momento en el que se dará por finalizada esta edición del certamen gastronómico.

El premio a la Segunda Mejor Tapa recaía en Jardín de tiramisú, del Restaurante Camping Valle de Tena de Senegüé-Sorripas. Además, se reconocían otras tapas en distintas categorías específicas:

Premio a la Mejor Tapa Creativa: Gamba a la gabardina, del Restaurante El Montañés, en Biescas.

Premio a la Mejor Tapa elaborada con Alimentos del Pirineo Aragonés: Cocido completo, de A Taberna de Jandro en Sandiniés.

Premio a la Mejor Tapa elaborada con Potro del Alto Aragón: Chipironcitos salteados sobre crema de setas con potro del Alto Aragón, hilos de salsa verde con aceite de Ayerbe, crujiente de tomate rosa y teja en su tinta, del Bar Restaurante Chévere, en Sabiñánigo.

Premio a la Mejor Tapa Celiaca: Nube de arroz con brandada de bacalao y hummus de remolacha, del Restaurante La Estiva, en Sabiñánigo.

Los miembros del jurado técnico que este año se han encargado de otorgar los premios de la presente edición del concurso han sido Sara Jiménez (Grupo Mahou-San Miguel), Joaquín Moreno (restaurante Santa Juliana de Jaca), Óscar Viñuales (restaurante El Origen de Huesca), José Ramón Aso y Josetxo Souto (restaurante Callizo de L´Ainsa), Luis Cabrero (Supermercados Alto Aragón) y María Jesús Arasanz (Asociación Celíaca de Aragón). El jurado se reunió el pasado 22 de marzo, día de la presentación del concurso, para probar las tapas concursantes de manera totalmente anónima, ya que sólo evaluaban las tapas numeradas que les eran servidas, sin saber en ningún momento de qué restaurante eran. El jurado puntuó las tapas en base a su presentación, elaboración y sabor. Esas puntuaciones se dejaron en un sobre cerrado que, una vez que el concurso ha terminado, la organización ha abierto para contar y sumar las notas.

Todavía queda un reconocimiento por decidir: el Premio a la Mejor Tapa Popular, ya que a partir de este lunes se recogerán las urnas y se comenzará el recuento.

La AEPAG ha querido agradecer a todos los establecimientos “su esfuerzo y participación en este evento tan esperado tanto por vecinos como por visitantes; entre todos impulsamos la gastronomía de nuestra comarca. Muchas gracias al jurado por su profesionalidad y ayuda en definir los premios de esta edición. Muchas gracias los patrocinadores y colaboradores ya que sin su implicación, el concurso no sería posible. Y sobre todo muchas gracias al público por su fantástica respuesta, sin duda, lo más bonito e importante del concurso”, señalaba la AEPAG en su nota de prensa.