¡Sí a la concertada! Artículo de opinión de Juan José Mairal Herreros

1409737-._Version2por Juan José Mairal Herreros

Desde que estoy en este mundo de la educación y más concretamente en un centro de enseñanza concertada, y ya van unos cuantos añitos,  siempre me he preguntado la causa o causas de esa oposición o llámese como se quiera hacia lo que supone este tipo de educación en nuestro país. Algo así como los que trabajamos en este sector educativo y en estos centros tuviéramos siempre la culpa de que la educación del país fuera de aquí para allá en cualquier gobierno que se preste, o como si los que defendemos esta educación fuéramos una especie a extinguir año tras año y curso tras curso. Todo ello, sobremanera, cuando oímos y vemos a nuestros políticos como si fuéramos el gran problema y /o la gran solución en el transfondo de la educación de este país.

Eso sí, somos el punto de mira de muchos, pero también somos la referencia y la elección educativa preferida y asumida por otros muchos. Hasta somos rentables, a pesar de las dificultades y piedras en nuestro camino. Somos centro de atención inmediata en los períodos de matriculas, en tiempos de crisis o en épocas de transiciones políticas.

Buscamos la innovación, nos formamos de manera continuada, adaptamos nuestros centros a las nuevas tecnologías y tratamos de inculcar unos valores en los que creemos y vivimos. ¿Es esto un delito? Nuestra opción es tan válida como la educación pública, esa que algunos se empeñan en que sea nuestra enemiga o viceversa. Ofrecemos pluralidad y tenemos pluralidad en nuestras aulas, muchas familias demandan nuestra oferta.

Somos maestros y maestras, personas que intentamos desde hace tiempo lidiar con los intereses políticos, tratando de hacer nuestra escuela, nuestra educación algo que merezca la pena, que ayude a nuestros alumnos para su futuro como ciudadanos y como personas y que cubra las necesidades y las expectativas de esas familias que confían en nosotros. Ni somos privilegiados ni somos víctimas. Soy unos de esos maestros que como mis compañeros de claustro nos gusta educar y enseñar, nos apasiona nuestra profesión, formamos una familia y nos sentimos enamorados de una tarea que seguro no distingue entre lo público y lo concertado o privado.

Por todo ello…un ¡Sí a la concertada!

JACETANIA EXPRESS SE RESERVA EL DERECHO A PUBLICAR CUALQUIER COMENTARIO O ARTÍCULO DE OPINIÓN QUE CONSIDERE OPORTUNO POR APORTAR ALGÚN ELEMENTO QUE ENRIQUEZCA LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO SOBRE NUESTRA COMARCA, PERO NO TIENE POR QUÉ COMPARTIR EN ABSOLUTO LAS OPINIONES QUE EN ESTOS ARTÍCULOS SE VIERTAN. LA OPINIÓN EDITORIAL DE ESTE BLOG SÓLO SE EXPRESARÁ MEDIANTE LOS ARTÍCULOS FIRMADOS EXPLÍCITAMENTE POR JACETANIA EXPRESS.