La primera fase de la reurbanización de la calle Fondabós de Jaca estará lista este otoño

FullSizeRender (2)
Imagen de las obras de reurbanización de la Calle Fondabós.

por Rebeca Ruiz

 

Las obras de reurbanización de la calle Fondabós de Jaca, que supondrán, entre otras mejoras, el ensanchamiento de la calzada y las aceras, continúan a buen ritmo. En estos momentos, los trabajos se están desarrollando en las proximidades del cruce con la calle Madrid y en los próximos días seguirán avanzando en dirección al polígono Campancián.

El pasado mes de febrero daba comienzo la obra de reurbanización, unos trabajos que el Ayuntamiento jaqués adjudicaba, en su primera fase, el pasado mes de noviembre a la empresa Harado de Construcciones y Asistencia Técnica. El mal estado de algunos de los tramos de la calle Fondabós, el hecho de que se trate de un eje importante de entrada y salida de la ciudad y la necesidad de ampliar tanto calzada como acera en algunas zonas son las circunstancias que han llevado a la reurbanización.

FullSizeRender (1)Las obras comprenden dos fases. La primera fase abarca todas las actividades a realizar desde la Calle Valle de Aspe hasta la Calle Autonomía de Aragón. Se ha incluido, por tanto, la ampliación de acera frente al edificio Villa María y los primeros 200 metros de la actuación general.

La segunda fase incluye  las obras desde la Calle Autonomía de Aragón hasta el final del proyecto, el puente de la Calle Estación, por lo que comprende las dos actuaciones singulares restantes, la rectificación del cerramiento de la vivienda de la Calle Albareda nº 33 y la estabilización del talud junto al puente de la Calle Estación.  Para estos trabajos aún no se han hecho públicos los plazos.

En total, para las obras de la primera fase, que son las que se están realizando en estos momentos, se presentaron al concurso 17 proposiciones, siendo la elegida la que más se ajustaba a las necesidades municipales. La reurbanización de la Calle Fondabós en esta primera etapa cuenta con un presupuesto de más de 388.000 euros (según recogía el Boletín Oficial de Aragón de 30 de diciembre de 2016) y el contrato contempla un periodo de ejecución de seis meses, por lo que podría lucir nueva imagen antes de que termine el verano. Los trabajos contemplan también mejoras en el alumbrado y el saneamiento y la reordenación de zonas verdes. Los vecinos afectados por las obras eran informados por los técnicos municipales y por el propio alcalde, Juan Manuel Ramón, quienes les explicaban todos los detalles del proyecto.

FullSizeRender (5)