Un país de alcohol

maxresdefault

por Juan José Mairal Herreros

Hablar una vez más sobre el tema del alcohol en este país es hablar por hablar, que diría aquel. Porque soluciones a su uso y abuso, por parte de cada día más adolescentes y jóvenes, no se ponen y el tema parece que a muy pocos preocupa. Muchos consideran el consumo del alcohol como una norma social aceptada y hasta “necesaria”, dirían muchos. La verdad es que el alcohol es una droga dura, una droga perfecta, avalada y admitida por esta sociedad que nos ha tocado vivir, protegida por los responsables políticos e institucionales y que solemos aceptar de manera cotidiana.

Beber es un placer. Beber hasta el desmayo es para casi la mitad de los menores en nuestra comunidad aragonesa una práctica habitual y normal. Algo así como decir que el alcohol es su “droga” perfecta y recurrida para huir de la realidad. No es sostenible ni justificable que el alcohol tenga una finalidad lúdica, alimenticia, cultural y económica, y que por ello nuestro país sea de los países donde sea más fácil el adquirir y consumir alcohol en la calle o en las casas, sobremanera, las generaciones más jóvenes.

Nadie o casi nadie somos capaces de ponerle el cascabel al gato porque somos, creámoslo, un país de borrachos, una cultura de borrachos. El alcohol es una droga dura, legal, pero dura, que perjudica la salud, que crea adicción y que es o será en un futuro no muy lejano un problema sanitario y social. Ninguna borrachera sale gratis. Debemos dejar de promocionar el alcohol, de dejar de no enterarnos de los que pasa o no querer enterarnos, de ver el consumo y abuso de las litronas y el beber alcohol como algo que nos ayuda a verlo todo mejor y más fácil, a desinhibirnos, a ser más simpáticos o ir a la moda. No deberíamos ser tolerantes con este consumo exagerado, luchar contra ese “no pasa nada”, que todos lo hacen. Debemos ir contra esa falsa realidad de que los jóvenes parecen tener derecho a todo, a tener un smartphone de última generación, dinero en sus bolsillos, de ligar, relacionarse o pasarlo mejor con una litrona en la mano durante toda la noche. Algo no estamos haciendo bien…y esto se paga.

Jacetania Express se reserva el derecho a publicar cualquier comentario o artículo de opinión que considere oportuno por aportar algún elemento que enriquezca la información y el conocimiento sobre nuestra comarca, pero no tiene por qué compartir en absoluto las opiniones que en estos artículos se viertan. La opinión editorial de este blog sólo se expresará mediante los artículos firmados explícitamente por Jacetania Express.