El Museo Diocesano de Jaca cumple 7 años de su reapertura con más de 170.000 visitantes

foto-rebeca-ruiz
La Catedral de Jaca alberga el Museo Diocesano. (Foto: Rebeca Ruiz)

El próximo 9 de febrero se cumplirán siete años de la reapertura del MDJ. Por este motivo el centro celebrará una Jornada de Puertas Abiertas en horario de 10.00- 13.30 y de 16.00- 20.00 horas, con acceso libre a todas las personas que quieran acercarse a celebrar los siete años de reapertura del centro jaqués. Un espacio museístico que, durante este periodo, ha recibido a más de 170.000 visitantes, convirtiéndose en centro de referencia internacional en lo que se refiere al Arte Medieval en general y a la pintura mural en particular.
Con este motivo, además de poder visitar la excepcional colección permanente del centro (uno de los museos de Arte Medieval más importantes del mundo), se podrá contemplar la limpieza y restauración de uno de los fragmentos de las pinturas murales románicas de Navasa que fueron trasladados al museo en 1966 y que actualmente están conservados en los fondos del museo, por tanto, sin ser visibles para el público, ha informado el MDJ.
Hay que recordar que en 1966 se procedió al traslado de la totalidad de los fragmentos de pinturas murales que se decoraban el ábside de la Iglesia de la Asunción de Navasa y que corrían peligro de desaparecer. Por ello, se procedió al traslado de dichos frescos que fueron remontados en 7 soportes autoportantes. De todos ellos, desde la reapertura del Museo en 2010, sólo se exhibía al público el fragmento mejor conservado y de mayor calidad que representa el tema de la Epifanía y Huída a Egipto.

SUBVENCIÓN

En 2016, gracias a una subvención de 8.000 euros del Ayuntamiento de Jaca, se inició la restauración y limpieza de los otros 6 fragmentos conservados de estas pinturas y que no estaban expuestos al público. Se ha terminado la primera fase de los trabajos con la limpieza de 3 de esos paneles y, aunque se espera concluir todo el trabajo a lo largo de 2017, durante la jornada festiva del 9 de febrero, se podrá ver la restauración de uno de estos fragmentos que formó parte de la decoración del cascarón del ábside de la iglesia de Navasa y que representa al Arcángel San Rafael junto a un imponente toro alado en representación del Evangelista San Lucas y parte del águila de San Juan. Los trabajos de limpieza y consolidación los ha llevado a cabo la restauradora jaquesa Inmaculada Piedrafita Puértolas.
Hay que tener en cuenta que para la reapertura del MDJ en 2010 se siguieron los criterios actuales de Museología, que recomiendan seleccionar y reducir el número de piezas expuestas en los centros museísticos para poder clarificar la lectura y la visión del espectador. Por ello, al igual que ocurrió con las piezas procedentes de otros pueblos, dentro del conjunto de pinturas murales de Navasa, (románicas datables hacia 1200), se seleccionó para la exposición permanente el fragmento de mayor calidad y mejor conservado, el correspondiente a la Epifanía y Huída a Egipto.
Desde el MDJ quieren “agradecer al actual equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Jaca y, muy especialmente al área de Cultura, su siempre buena disposición a colaborar en el proceso de restauración de piezas que, al final, son beneficiosas para la promoción turística de nuestro románico, de nuestra ciudad y lo más importante, para salvaguarda de nuestro patrimonio e historia”.