Fallece a los 82 años el padre Damián Bello, Hijo Adoptivo de Jaca

img_0926
El padre Damián Bello, durante el desfile del Primer Viernes de Mayo de 2015. (Foto: Rebeca Ruiz)

por Rebeca Ruiz

Jaca conocía esta mañana el fallecimiento del padre Damián Bello, sacerdote escolapio Hijo Adoptivo de la ciudad, muy querido por los jacetanos por su relación con varias generaciones de alumnos de Escuelas Pías que, además, aprendieron a esquiar de su mano.

La noticia ha sido recibida en medio de una gran consternación en Jaca, donde el padre Damián era muy apreciado. El sacerdote estaba ingresado en el Hospital Royo Villanova de Zaragoza, después de que una caída complicara su estado de salud, ya afectado con anterioridad por una grave enfermedad.

El Ayuntamiento de Jaca nombró Hijo Adoptivo de la Ciudad al Padre Damián Bello en la primavera de 2015, por iniciativa popular y por unanimidad y con el apoyo de todos los grupos políticos municipales, en un acto en el que también se nombró Hija Predilecta a la científica Mª Josefa Yzuel, a propuesta del Centro de Iniciativa y Turismo (CIT).

Con este nombramiento, enmarcado en el reglamento de Distinciones y Honores del Ayuntamiento de Jaca, se reconocían los 50 años de Bello al servicio de la infancia y el deporte jacetanos. Sólo cuatro años antes, en 2011, era ordenado sacerdote a los 76 años de edad, tras una vida vinculada a la enseñanza, al deporte y a la orden calasancia y al impulso del folclore local. Turolense de nacimiento, dedicó prácticamente toda su vida a la ciudad de Jaca, lo que le valió el reconocimiento de la ciudad por su entrega a los jacetanos.

Durante la última celebración del Primer Viernes de Mayo, como Hijo Adoptivo de la ciudad, participó en el desfile, si bien hasta que empeorara su estado de salud se le podía ver a menudo por la ciudad o en el colegio de Escuelas Pías, donde era muy querido por los alumnos, muchos de ellos hijos o nietos de aquellos a los que él dio clase varias décadas antes. El funeral por el padre Damián Bello se celebrará mañana, jueves, en la Catedral de Jaca, a las 16.30 horas.